Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres palestinos, muertos en la jornada en honor de Abu Yihad

VICTOR CYGIELMAN, El toque de queda que se impuso ayer en los territorios ocupados (Cisjordania y Gaza) no es de castigo, afirma Israel, sino preventivo con el propósito de impedir a los palestinos que conmemoren el primer aniversario de la muerte de Abu Yihad, el principal consejero de Yasir Arafat. Su asesinato lo atribuyó la Organización piara la Liberación de Palestina (OLP) a un comando del servicio secreto israelí (Mosad), que entró a sangre y fuego hace -ahora un año en la casa del dirigente palestino en Túnez. Sin embargo, tres jóvenes palestinos murieron en las manifestaciones.

La ciudad de Gaza, que habitualmente es un hervidero humano, estaba vacía, con todos sus habitantes encerrados en sus casas. La sensación de una ciudad fantasmal fue reforzada con la aparición del kasim, el viento cálido proveniente del desierto arábigo, que comenzó a soplar a primeras horas del amanecer. Cerca, en el campo de refugiados de Jan Yunes, Jalil Mustafa Al Astal, de 20 años, se lanzó con un cuchillo contra los militares israelíes que vigilaban. Éstos abrieron fuego y le dieron muerte.

En Ramalá, Nablús, Tulkarem, Belén y otros lugares de Cisjordania, unidades militares israelíes con refuerzos patrullaban las calles y callejuelas para evitar la alteración del toque de queda.

Sin embargo, paulatinamente y un poco por doquier, los palestinos han roto la prohibición y organizaron desfiles en honor de Abu Yihad, enarbolando banderas palestinas y haciendo pintadas con frases a favor de la OLP. También han apedreado vehículos de colonos judíos. El Ejército respondió de inmediato con disparos y gases lacrimógenos. El balance provisional era anoche de dos palestinos muertos y 31 heridos. El último de los dos fallecidos (chicos de 12 y 15 años) recibió un disparo en la espalda, lo que ha provocado una investigación judicial israelí.

Aráfat, con Hussein

Por otra parte, el líder de la OLP, Yasir Arafat, se entrevistó en la madrugada de ayer con el rey Hussein de Jordania, horas después de hacerlo con el presidente egipcio, Hosni Mubarak. Esta nueva ronda de encuentros de los tres mandatarios, la segunda en menos de un mes, constituye una prueba de las intensas gestiones que están llevando a cabo para coordinar su postura en la cuestión de Oriente Próximo, informa Ángeles Espinosa desde El Cairo. Un comunicado de la OLP informó ayer que la organización palestina acepta las elecciones en los territorios ocupados con dos condiciones: retirada israelí y supervisión por la ONU..

Durante su reciente visita a Estados Unidos, el primer ministro israelí, Isaac Shamir, expuso su propuesta de paz para la región, que contempla la celebración de elecciones en los territorios ocupados. Los comicios tendrían como objetivo la designación de representantes locales para negociar con las autoridades israelíes un futuro estatuto de autonomía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 1989