Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA TERRORISTA

ETA reclama la paralizacion de dos líneas de tren

El comunicado de ETA difundido ayer por el diario Egin está escrito en euskera, a diferencia de ocasiones anteriores, aunque introduce algunos párrafos en castellano: precisamente los que reproducen las propuestas respectivas de la organización terrorista y del Gobierno tras el último plazo de tregua; y los que avisan de la colocación de bombas en la vía férrea.El texto, de cuatro folios y medio, cuya traducción fue facilitada ayer por la agencia Vasco Press, comienza por advertir que ETA ha colocado explosivos en las líneas de ferrocarril Madrid-Sevilla y Madrid-Valencia, que estallarán entre las cero horas de hoy y las 24 horas del día 15. Por ello, reclama la paralización del servicio de trenes en esos trayectos.

A continuación, ETA asume la autoría de los ocho artefactos colocados en la vía férrea Pamplona-Vitoria y los seis paquetes bomba enviados por correo desde el pasado viernes: contra el ministro José Barrionuevo; contra el delegado del Gobierno en Euskadi, Julen Elgorriaga; y contra un funcionario de la cárcel de Herrera (todos ellos desactivados); así como los que hicieron explosión en las manos de otro sargento y en las de un maestro de Irún. En este caso, ETA señala que el explosivo tenía como destinatario al policía Teodoro Doménech, que vive en el mismo inmueble. "Lamentamos lo sucedido", dice. Por ello recomienda que nadie recoja paquetes que no vayan a su nombre.

La parte final del texto incluye la propuesta de comunicado hecha por ETA al Gobierno tras finalizar la tregua. Su contenido es el siguiente: 'El Gobierno, en su espíritu ya declarado de pro seguir el proceso de conversa ciones políticas iniciado en Ar gel entre sus representantes y los de la organización ETA, y entendiendo que este diálogo positivo posibilita la continuación de una nueva fase de distensión, afirma su voluntad de continuar este proceso en curso comprometiéndose a respetar los puntos de acuerdo establecidos por ambas partes el 23 de marzo pasado".

El Gobierno, según ETA propuso este texto: "El Gobierno, en su espíritu ya declarado de proseguir el proceso de conversaciones políticas iniciado en Argel entre sus representantes y la organización ETA, y entendiendo que este diálogo positivo posibilita la continuidad de una nueva fase de distensión, afirma su voluntad de continuar este proceso reafirmando los principios y contenidos que han sido expuestos por ambas partes hasta el pasado 23 de marzo. A este respecto, el Gobierno reitera su disposición a iniciar una nueva fase de conversaciones en Argel". Tras ello, ETA rompió la tregua.

El comunicado de ayer concluye con una nueva llamada al diálogo en Argel si el Gobierno se compromete a "respetar los acuerdos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 1989