Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS culmina su retirada y cede a los afganos el control del aeropuerto de Kabul

Los últimos soldados del Ejército Rojo se disponían ayer a completar su retirada de Afganistán, nueve años después de su llegada, cuando apenas si faltaban 48 horas para que concluyera el plazo establecido en los acuerdos de Ginebra. Los mandos soviéticos entregaron ayer a los afganos, en una solemne ceremonia, el control del aeropuerto de Kabul, aunque, al parecer, se mantenían algunos efectivos para proteger el puente aéreo.En espera del asalto final a la capital afgana, del que puede depender la suerte de la guerra, los rebeldes islámicos que combaten al régimen prosoviético de Mohamed Najibulá intensificaban ayer sus ataques en diversos frentes.

Especialmente intenso era el asedio a la estratégica ciudad de Jalalabad. El diario soviético Pravda y varias emisoras de la URSS denunciaban ayer el supuesto apoyo de tropas paquistaníes en esta acción.

Jalalabad, Kabul y Herat son, en opinión de expertos periodísticos soviéticos, las plazas clave que Najibulá necesitará conservar para mantenerse en el poder tras la retirada de las tropas de la URSS.

Entre tanto, el consejo consultivo de la guerrilla (Shura) se reunía por segunda vez en pocos días en la antigua capital paquistaní de Rawalpindi, a puerta cerrada, sin que las divisiones entre las facciones moderadas y radicales permitieran llegar a un acuerdo que hiciera posible, como se pretendía, la formación de un Gobierno provisional.

El intento de mediación del viceprimer ministro iraní, Alireza Moayeri, no se ha revelado todavía como efectivo. Página 2

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 1989