Las cajas catalanas concederán créditos preferenciales por 15.500 millones para modernizar el comercio

Las 11 cajas de ahorro catalanas concederán 15.500 millones de pesetas en créditos preferenciales a comerciantes, según un convenio firmado ayer por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y representantes de las entidades financieras. Los créditos serán concedidos a aquellos pequeños y medianos comerciantes que obtengan un informe favorable del Departamento de Comercio de la Generalitat.

El interés de esta línea de crédito será del 12,5% por menos de cinco años. La cuantía máxima será de 50 millones de pesetas y no podrá exceder del 70% de la inversión a realizar. Los plazos máximos serán de 10 años, incluido el año de carencia.

Pujol afirmó que "queremos defender a los pequeños comerciantes en todo lo que podamos, y durante todo el tiempo que podamos", en la perspectiva del mercado único europeo de 1992.

Con este convenio la Generalitat trata de incentivar la modernización, racionalización y ampliación de los pequeños y medianos comercios catalanes. También se apoyará la creación de nuevos establecimientos, siempre que ello signifique la introducción de nuevas técnicas.

Este programa de financiación será complementado por un nuevo decreto de subvenciones del Departamento de Comercio, que primará actuaciones concretas dirigidas a la informatización, ampliación de las superficies y adopción de nuevas técnicas de venta. Estas subvenciones se dirigirán a pequeños comercios o asociaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS