Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Casino de Madrid contrató para rehabilitar su sede al mismo funcionario que expedientó a la sociedad

José Miguel Gastón de Iriarte, arquitecto jefe de Protección Civil del Ayuntamiento, fue contratado el año pasado por el Casino de Madrid para realizar el proyecto de rehabilitación de su sede, en la calle de Alcalá, 15. El arquitecto del Ayuntamiento realizó este proyecto tras obtener la compatibilidad para ello del pleno municipal. Desde 1984, Protección Civil requirió repetidamente al Casino, en escritos firmados por Gastón, la adaptación del edificio a la normativa contra incendios. Gastón, que cobró por su trabajo unos 10 millones de pesetas, terminó el proyecto en junio. El CDS ha anunciado que solicitará la apertura de una investigación.

La relación de José Miguel Gastón con el Casino se remonta a 1984. El 16 de octubre de ese año, con el visto bueno de Gastón, el departamento municipal de Protección Civil envió al Casino de Madrid el resultado de la inspección realizada en el edificio. En el informe se indicaba que era necesario instalar alumbrado de emergencia y señalización; compartimentar pasillos y crear vestíbulos de independencia tanto en los huecos de escaleras, sala de calderas, cuarto de contadores y zona de gimnasio. Asimismo debía protegerse la estructura en la sala de calderas y se debían instalar más bocas contra incendios.A esta notificación le siguieron otras, todas ellas con el visto bueno de Gastón de Iriarte, en las que se le exigió al Casino la realización de un proyecto de ejecución urgente. En 1986, ante "la peligrosidad del local" y "los plazos transcurridos", Protección Civil indicó al Casino que debía cesar en su actividad mientras no fueran subsanadas las deficiencias encontradas. La propiedad solicitó que se les indicara las obras a realizar y el departamento respondió que no estaba entre sus funciones "en ningún caso" la realización de proyectos.

En 1987, Luis Martínez de la Vega, secretario del Casino, indicó a Protección Civil que se había suscrito un contrato con Gran Círculo S. A. para la explotación. del edificio durante 10 años renovables, lo que suponía la restauración de todo el edificio. Aportada la documentación sobre lo que se quería realizar, Protección Civil indicó que no se podía comprobar si con estas obras quedaban subsanadas las deficiencias. Posteriormente, Protección Civil afirmó que el proyecto de seguridad presentado adolecía de documentación gráfica.

Entre tanto, la sociedad Gran Círculo intentaba restaurar este edificio, proyectado en 1905 y terminado cinco años después. Para ello, según informó Javier Benedí, director general de Gran Circulo, S. A. se le encargó un primer proyecto a dos arquitectos. Las obras no pudieron, sin embargo, ejecutarse al poner trabas al mismo la dirección de Bellas Artes de la Comunidad de Madrid.

Fue entonces cuando, según Benedí, varias personas recomendaron a Gastón de Iriarte para que proyectase la restauración completa del edificio. "Las demandas de Bellas Artes eran muy amplias por lo que contratamos a Gastón para que realizara la ampliación y adaptación del proyecto inicial a lo que se pedía". Gastón condicionó la aceptación a que el pleno le diera permiso. "Gran Círculo no estaba al corriente de que Gastón hubiera tenido que ver con ningún expediente abierto al Casino por Protección Civil. De haberlo sabido, es posible que la decisión hubiera variado", dijo Benedí.

Unanimidad del pleno

"Entiendo que no tiene nada que ver la restauración con las medidas de seguridad. A mí me encargaron el proyecto de restauración, en el que lógicamente se ha contemplado el tema de la seguridad", dijo Gastón. "Protección Civil abrió el expediente al Casino a raíz de una inspección de oficio. Los responsables municipales saben cuál es mi trabajo y yo di cumplida información de lo que iba a hacer en el Casino en la solicitud que presenté. El pleno, por unanimidad, me autorizó la compatibilidad por dos meses".Según Gastón, el pleno no especificó qué meses debían ser. El acta del pleno celebrado el 26 de febrero de 1988 indica, sin embargo, que se le autorizaba la compatibilidad "durante los meses de marzo y abril, período durante el cual no podrá percibir complemento específico o concepto equiparable". Tanto Gastón como Benedí coinciden en que el proyecto fue terminado hacia mediados de junio. En su elaboración participó un equipo bastante numeroso que Gastón de Iriarte dirigió en sus horas libres.

"En 17 días fueron levantados planos de todo el edificio. También se realizó una investigación histórica. Ha sido una labor bastante completa", dijo Gastón, que cobró unos diez millones de pesetas por un proyecto, cuyo presupuesto de obras ascendió a 434 millones. Una vez terminado el proyecto, Gran Círculo contrató a otro arquitecto para ejecutar las obras, autorizadas por Gerencia municipal de Urbanismo.

El grupo municipal del CDS ha anunciado que solicitará la apertura de una investigación en la Comisión de Personal y Régimen Interior sobre esta contratación y las circunstancias en que se produjo. "Cuando estudiamos la autorización de compatibilidad no sabíamos que había una connotación clara de este funcionario con un expediente abierto al casino", manifestó Fernando Bocanegra, concejal centrista. "Es chocante que la persona que pone trabas a proyectos anteriores realice el proyecto final. Y desde luego no podemos estar de acuerdo en que la próxima inspección que sufra el edificio sea realizada o revisada por el mismo funcionario que ha hecho el proyecto", dijo Bocanegra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 1989

Más información

  • El jefe de Protección Civil obtuvo compatibilidad del pleno municipal para ocuparse del edificio de Alcalá, 15