Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aluminio.

Médicos, científicos y diputados británicos han hecho un llamamiento para que se controle y reduzca el alto índice de aluminio que contiene el agua y las leches maternas envasadas. El llamamiento se basa en unos estudios realizados por el Consejo de Investigaciones Médicas que revela una incidencia entre la ingestión de aluminio y lesiones cerebrales como la enfermedad de Alzheimer. El profesor John Blair, de la universidad Aston, en Birmingham, ha llegado a proponer que si los fabricantes de leches maternizadas no reducen los altos índices de aluminio, el Gobierno debería prohibir su venta.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de enero de 1989