Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Algunas empresas alquilan teléfonos a particulares debido al retraso de las líneas

"Necesitamos urgentemente alquilar temporalmente líneas telefónicas para nuestras oficinas situadas en José Ortega y Gasset". Este anuncio, aparecido en un periódico de Madrid, produjo el efecto inmediato de que el mismo día de su publicación Telefónica instalara por fin las líneas que había solicitado desde el pasado mes de noviembre una empresa extranjera, pero mostró, por otra parte, los retrasos considerables que se están produciendo en las instalaciones de nuevas líneas, lo que ha impulsado a algunas empresas a alquilar temporalmente líneas a particulares.

Este caso concreto se refiere a la zona de Goya y barrio de Salamanca de la capital de España que ha sufrido una profunda transformación demográfica en el sentido que ha cambiado en los cinco últimos años su caracter de barrio residencial en un enjambre de despachos, bufetes, tiendas, pequeños negocios. Hay 40.000 líneas instaladas en el área citada y la demanda exige que se eleven a 60.000.Teniendo en cuenta estas circunstancias "algunos empresarios no han resistido que Telefónica les dé largas debido lo que ellos llaman causas técnicas y se han anticipado alquilando líneas a los particulares más próximos", señala un ejecutivo que trabaja en oficinas de la zona y que no ha querido aparecer identificado.

"Naturalmente", añade la misma fuente, "es una operación ilegal pero no muy difícil de realizar puesto que no hay más que alargar el cable y poner los debidos supletorios. Se pagan después las facturas y el subalquiler de la línea al particular. Así la empresa no está parada mientras satisfacen sus necesidades de comunicación".

Prohibición

Fuentes de la empresa extrajera que pretendía alquilar líneas a través del anuncio han señalado que supieron sólo tras insertar el reclamo que el alquiler de líneas a particulares estaba absolutamente prohibido puesto que la instalación de líneas en España, al igual que en la mayor parte de los países de Europa, sólo la puede hacer el monopolio de telecomunicaciones, es decir, Telefónica. "Lo hicimos porque el alquiler parecía el único sistema que hay en esta zona para resolver el problema de las comunicaciones de las nuevas empresas y porque así lo han hecho algunas empresas que han alquilado líneas a particulares".Según la empresa que insertó el anuncio, los problemas se deben a que ha entrado en funcionamiento en la zona de Hermosilla una nueva centralita "que está provocando el caos y que hace que pasen varios meses en que los técnicos de Telefónica instalen las líneas".

Fuentes de Telefónica han confirmado que, efectivamente, es ilegal el alquiler de las líneas, "fenómeno sobre el que no tenemos constancia, aunque ya han comenzado a hacerse las primeras averiguaciones para descubrir y en su caso corregir este comportamiento". Respecto a la "deficiente situación" de los servicios en la zona de Goya, las mismas fuentes han señalado que se debe a que la central de Hermosilla es una de las más antiguas de España (1928), junto con la de la Gran Vía, y que se ha quedado desfasada para atender la actual demanda.

Algunos responsables de Telefónica de Madrid todavía liar sido más explícitos al señal ir que hasta el mes de marzo no se dispondrá en esta zona de toda la red urbana que permita pasar del actual servicio de 40.000 líneas a otro de 60.000 líneas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989