Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

Klibi: "Israel no tiene confianza en Europa"

El secretario general de la Liga Árabe anuncia el regreso de Egipto a la organización

El secretario general de la Liga Arabe, el tunecino Chadli Klibi, sostiene que con la evacuación israelí de Cisjordania y Gaza puede llegar la paz a Oriente Próximo y permitir al recién proclamado Estado palestino delimitar fronteras, Klibi confía en el papel cada vez más autónomo de la Europa comunitaria en la búsqueda de soluciones para llevar la paz a aquella región y desconfía de Israel, al que atribuye un interés especial en que los doce no se inmiscuyan en el problema. En una entrevista concedida a este periódico durante su reciente estancia en Sevilla, este alto funcionario árabe anuncia que el reingreso de Egipto en la Liga va a ser resuelto en una próxima cumbre de jefes de Estado.

Klibi también señala que la única reconciliación que se presenta más dificil dentro de la comunidad árabe es la de Siria e Irak, "ya que los problemas no sólo conciernen a los respectivos Estados".Pregunta. Yasir Arafat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), y el Consejo Nacional Palestino (Parlamento en el exilio) reconocen ya la resolución 242 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que implica el derecho a la existencia de Israel. ¿Cuál es la posición de la Liga Arabe?

Respuesta. La resolución 242 para la Liga Árabe implica, sobre todo, el retiro de Israel de los territorios ocupados y la referencia a la resolución 181, de 1947 [propuesta por la que el territorio de Palestina quedaría dividido en dos Estados, uno judío y otro árabe, con una administración internacional sobre la ciudad de Jerusalén]. Significa, igualmente, el derecho del pueblo palestino a tener un Estado independiente.

P. Pero va a reconocer la Liga Árabe a Israel...

R. Yo sólo me ocupo del problema palestino. Y todo lo que está por fuera de este problema no es de mi competencia.

P. El recién proclamado Estado palestino carece de fronteras. ¿Le bastaría a la Liga con una evacuación de Cisjordania y Gaza para aceptar la paz?

R. Sí. Hemos dicho en la cumbre árabe de Fez que la retirada de los territorios ocupados en 1967 permitirá instalar un Estado palestino sobre esa tierra y de dar así a este pueblo hermano una vida nacional libre e independiente.

P. ¿Qué países, a su juicio, deberían integrar la pretendida conferencia internacional de paz sobre Oriente Próximo?

R. No es mi opinión personal la que voy a expresar, sino la de la Liga Árabe, que viene de todos los países que la integran. Esa conferencia internacional de paz deberá compren der a los cinco países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y a todas las partes concernientes, entre las que tiene que estar la OLP como representante único del pueblo palestino.

P. ¿Tendría cabida España en esa pretendida conferencia?

R. Nosotros hemos sugerido que la Europa comunitaria esté presente, por lo que España igualmente. Pero Israel rechaza esta opción. No tiene confianza en los europeos.

P. ¿Cómo valora la Liga Árabe la presencia de España al frente de la Comunidad Europea (CE) durante este primer semestre de 1989?

R. Estamos muy orgullosos de que España asuma la presidencia de la Comunidad. Hemos puesto una confianza total en España y estamos seguros de su capacidad plena para cumplir esta tarea.

P. ¿Cree que la CE mantiene una verdadera política independiente y personal respecto a Oriente Próximo?

R. Sí, cada vez más. La CE, que en un principio ha sido una comunidad económica, se está reafirmando ahora como un libre árbitro independiente. Estamos seguros de que puede desempefiar un papel autónomo.

P. La intifada. La Liga apoyó en la cumbre de Argel el levantamiento palestino. ¿Cuál fue aquella ayuda material que los paises árabes aprobaron?

R. La cumbre de Argel ha querido demostrar desde el principio que la intifada no será jamás detenida mientras que el pueblo palestino no pueda acceder a su vida nacional libre e indeperidiente. Igualmente ha querido dar la prueba de que todos los Estados árabes son solidarios con ese objetivo, material y políticamente.

P. Pero ¿qué quieren decir cuando se refieren a apoyo material?...

R. Significa simplemente darle a la OLP y al pueblo palestino toda la ayuda material que necesiten.

P. ¿No resulta contradictorio que Egipto mantenga ya relaciones estrechas con un gran número de países árabes y aún no se haya planteado dentro de la Liga Arabe su reingreso?

R. Sí, es una contradicción, pero va a ser resuelta en la próxima cumbre que celebremos. Egipto debe de reintegrarse a esa plaza natural que nunca debió de estar vacía.

P. ¿Qué ocurre con Siria? ¿Cree que está aún lejos su reconciliación con Irak y con Egipto?

R. Pienso que en la reconciliación entre Siria y Egipto no va a haber grandes problemas. Con Irak, la cuestión es mucho más compleja, porque el pretendido acuerdo no concierne exclusivamente a los dos Estados, aunque los partidos gobernantes en ambos países son baas. La búsqueda de la reconciliación es cada vez más difícil y compleja, pero muchos de nuestros Estados, e incluso yo mismo, estamos trabajando en ello desde hace años y no perdemos esperanzas de reacomodar y restituir a los dos países hermanos en una común cooperación de fidelidad.

P. ¿Qué opina sobre las acusaciones de Estados Unidos sobre la supuesta fábrica de armas químicas en Libia? ¿Opina que es consecuencia de la fobia entre Muammar el Gaddafi y el presidente Ronald Reagan?

R. Sí. Creo que la Administración de Reagan tiene ideas preconcebidas y prejuicios con respecto al coronel Gaddafi. Esto es una lástima. Y lo lamentamos.

P. ¿Cómo valora la Liga Arabe las conversaciones directas entre EE UU y la OLP?

R. Las saludamos en su tiempo y hemos dicho que se trata de un acto de lucidez, aunque tardío, que se ha realizado por fin. Pensamos que se trata de algo bueno dentro del camino por la paz.

"Los 'polisarios' son hijos de Marruecos"

., Marruecos ha dado un paso de gigante en el conflicto del Sáhara Occidental al aceptar el rey Hassan II la discusión con el Frente Polisario.

Pregunta. ¿Cuál es su análisis de este acontecimiento?

Respuesta. Mi análisis es el mismo que el de su majestad Hassan II: son los hijos de Marruecos. El rey los ha recibido como súbditos, y por tanto, hijos de Marruecos.

P.¿Por qué nunca se ha planteado en la Liga Arabe el tema del Sáhara Occidental?

R. Usted cita a la Liga Árabe, pero ¿qué es la Liga Árabe?. Pues un foro donde se presentan por escrito los problemas a instancia de cualquiera de su países miembros. ¿Y cuál es el país que puede demandar lo que usted plantea? Pues Marruecos....

P. ¿Y Argelia?

R. Nunca lo ha planteado, y Marruecos tampoco.

P. ¿Cree que un Estado federado, tipo land de la RFA, dentro del reino alauí podría traer la paz a la región?

R. Toda solución que pueda convenir a las dos partes será buena, porque la consecución de un nuevo clima de paz y de concordia en la región es lo que nos interesa.

P. ¿Cómo se puede construir un Magreb unido con países que en cortos espacios de tiempo pasan de la concordia a las desavenencias, o viceversa?

R. El clima ahora entre los cinco países [Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Mauritania] es muy bueno. El Sáhara ha dejado de ser ya un impedimento para la fluidez de las relaciones bilaterales existentes entre Marruecos y Argelia. Y entre Libia y Túnez hay ahora cooperación y distensión. Estamos en un nuevo período que permite todo tipo de esperanzas para construir un Magreb unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 1989

Más información