Telefónica y el INI perfilarán antes de fin de año el traspaso a Amper de Marconi y parte de Inisel

Telefónica y el Instituto Nacional de Industria (INI) quieren perfilar antes de finales de año el contenido concreto del traspaso a Amper de Marconi Española, Pesa Electrónica y las líneas de comunicaciones de Inisel. La definición de los límites del traspaso, que asentaría un acuerdo definitivo entre los implicados, constituye el paso previo a la valoración económica de la operación tutelada por los ministerios de Defensa e Industria y que persigue formar en torno a Amper un grupo industrial con suficiente volumen en el área de las comunicaciones militares.

Los implicados en la operación -los ministerios de Industria y Defensa, Telefónica, el INI, Amper e Inisel- han acelerado en los últimos días el ritmo de sus negociaciones para delinear los contornos de la compleja compraventa, en la que un abanico de intereses estratégicos, corporativos, económicos y laborales "han de casar como en un encaje de bolillos", según fuentes próximas a la operación.Marconi Española, la antigua filial de Alcatel Standard Eléctrica, transferida en el verano de 1987 al ex director de la Seguridad del Estado, Julián Sancristóbal, es una de las variantes principales de esta operación. En este sentido, una de las claves por dilucidar es quién se hace cargo de los pasivos laborales -el coste de las prejubilacíones- de la sociedad. Marconi perderá al cierre de 1988 unos 1.000 millones de pesetas.

El impacto económico de la reestructuración laboral de Marconi ha sido desde hace años una tradicional fuente de drenaje de fondos de la compañía, que en la actualidad tiene que hacer frente a una nómina de 730 personas, de las que solo 446 están en actividad.

A esta cifra han de agregarse además los costes de las 320 prejubilaciones aprobados en anteriores planes de reconversión de la firma, que pierde dinero desde hace 11 años.

Una de las variables, en caso de no llegarse a un acuer do en el tema de los pasivos la borales, es que Amper podría renunciar a la compra de la razón social, "rodeada desde hace muchos años de una cultura empresarial sui generis", logrando un acuerdo de simple trasvase de personal de la sociedad a Amper. Esta variable ha sido confirmada por el presidente de la sociedad, Antonio López.

Junto a la solución para los pasivos laborales de la sociedad, el diseño de la compraventa pasa también por la aprobación de los distintos clientes intemacionales que subcontratan actividades en Marconi como una serie de programas internacionales. Las norteamericanas Hughes Aircraft e IBM figuran, entre otros, en la lista de contratistas de actividades en la planta de Villaverde.

En paralelo a las negociaciones establecidas sobre Marconi, diseñadas por el Ministerio de Industria y Energía, ha de defmirse el alcance de la operación en lo referente a Inisel. Junto al traspaso de Pesa Electrónica, una pieza asediada por Amper desde hace dos años, el miniholding trasvasa parte de las actividades centradas en las antiguas Equipos Electrónicos y Experiencias Industriales. La puesta en marcha de esta operación enlaza con el proceso de reestructuración de actividades del INI, en el que el instituto se ha propuesto realizar un "esfuerzo de modestia en aras de una mayor eficacia en los diseños industriales que se nos propongan", en palabras de su presidente, Jordi Mercader.

Esta operación, que constituye un ticket de entrada al exclusivo mercado de las comuni caciones militares en el que se han diseñado programas como el Rad te, para la puesta en marcha de una red de comunicaciones tácticas del Ejército de Tiera.

El cierre de la operación, impulsado por Telefónica y Amper, elevaría la cifra de negocios de esta sociedad en aproximadamente 10.000 millones de pesetas sobre su actual nivel de facturación, de unos 24.000 millones. El 30% de este cifra está amenazado corresponde al negocio, liberalizable de Amper en el sector de los terminales telefónicos. También bajo la órbita del grupo se sitúan los 20.000 millones de pesetas de la filial española de AT&T Network Systems, en la que participa Amper.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de diciembre de 1988.

Lo más visto en...

Top 50