Interior cambia a los responsables de las jefaturas antiterroristas del País Vasco

El Ministerio del Interior ha cambiado las jefaturas de las Brigadas de Información -responsables de la lucha antiterrorista- del País Vasco, en concreto las de Bilbao y San Sebastián. Fuentes oficiales de la Dirección General de la Policía (DGP) señalaron que los cambios son a petición de los destituidos y que afectan a diversos empleos de toda España. Así, se han nombrado otros dos jefes de Información y tres nuevos responsables de Seguridad Ciudadana. Al mismo tiempo, numerosos dirigentes sindicalistas de ideología progresista han sido nombrados comisarios provinciales y de distrito.

El nuevo responsable de información de Bilbao es el comisario Aurelio Gómez Obregón, de 41 años, destinado durante 14 años en esa misma brigada. Considerado un experto en materia antiterrorista, Aurelio Gómez fue trasladado en 1984 al Gabinete de Información de la Secretaría de Estado para la Seguridad, cuyo responsable es el comisario Manuel Ballesteros. Este organismo, dependiente de Rafael Vera, es el verdadero responsable de la lucha antiterrorista.La remodelación en el País Vasco ha afectado igualmente a la brigada de información de San Sebastián, cuyo nuevo responsable es Mauricio Pastor Serrano, de 36 años. Mauricio Pastor estuvo destinado en Bilbao hasta 1979, que pasó a la Brigada Central de Información.

Fuentes oficiales de la DGP señalaron ayer que los cambios se deben a "un reajuste" y negó cualquier relación con el atentado del pasado domingo en Eibar (Guipúzcoa), donde murió un oficial del Cuerpo Nacional de Policía. Estas fuentes señalaron que las vacantes se han debido a petición propia de los afectados -Francisco Saiz en Guipúzcoa y Alfonso Simón en Vizcaya- y que no es un cambio exclusivo al ámbito territorial del País Vasco. Así, se han nombrado otros dos jefes provinciales de información: José Antonio Ruiz Toledo en Valencia y Javier Ballesteros López en Las Palmas.

Los cambios producidos en el Ministerio del Interior también han afectado a tres jefaturas de brigadas provinciales de seguridad ciudadana. La de San Sebastián tendrá como responsable a Jesús Mantecón Burgos, la de Cádiz a Rafael Elías Porras y la de Zaragoza a Santiago Antolín Castro. Este último procede del Ejército y antes de la unificación policial era oficial de la Policía Nacional.

El reajuste de Interior se completa con la recuperación para empleos operativos de dirigentes sindícales que durante la transición política de España se significaron por sus posturas progresistas. Así, un histórico del sindicalismo policial, Modesto García, ha sido nombrado comisario de I'Hospitalet (Barcelona). El nuevo comisario García fue uno de los candidatos del PSOE al puesto de director general de la Policía, cuando este partido estaba en la oposición. Sin embargo, con la llegada del equipo de José Barrionuevo al Ministerio del Interior fue relegado a labores de menor responsabilidad, como la de inspector de la Comisaría de Carabanchel (Madrid) o de la brigada movil de seguridad ciudadana de la capital de España.

Otros sindicalistas recuperados son Atilano Sánchez, nuevo comisario provincia¡ de Málaga, y Félix Alonso, destinado en la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Ambos comisarios fueron dirigentes de la Plataforma Unitaria de Policía, el sindicato más progresista con que contó la policía española.

"Guerra sucia"

El ministerio también ha rehabilitado a Mariano Baniandrés, quien fuera el primer jefe de la Brigada de Interior -que contaba con una importante sección antiinvolucionista- nombrado por la administración socialista. Cuatro meses más tarde, enjunio de 1983, era destituido por José Barrionuevo, tras haber ordenado Baniandrés a sus hombres que investigasen posibles relaciones entre servicios de información españoles y neofascistas italianos que luego participaron en la guerra sucia contra la organización terrorista ETA.Tras su cese, Maríano Baniandrés quedó aparcado y fue nombrado responsable de la protección del Defensor del Pueblo. Desde ayer, Maríano Baniandrés es el nuevo comisario de Irún (Guipúzcoa). Baniandrés pidió voluntario este destino, según declaró a este periódico.

Todos los cambios producidos en Interior llevan fecha de ayer, aún cuando no se incorporarán hasta el 2 de enero próximo. En total han sido ascendidos 54 inspectores al puesto de comisarios, todos ellos pertenecientes a la 48 promoción -la primera desde hace cuatro años y desde que en 1986 se aprobó la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad- y tras superar la oposición convocada y los cursillos correspondientes.

El acto de entrega de nuevos destinos se realizó ayer en la sede de la DGP de Madrid y conté con la presencia de José Luis Corcuera, ministro del Interior, y José María Rodríguez Colorado, director de la policía. Gran parte de los nuevos comisarios festejaron posteriormente su ascenso en un hotel de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de diciembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50