El CDS no votará "en ningún caso" a favor de adjudicar Construcciones y Contratas el Campo de las Naciones

"En ningún caso votaremos a favor de la adjudicación del Campo de las Naciones a Construcciones y Contratas" afirmó ayer Javier Soto, portavoz adjunto del Centro Democrático y Social, después de que este grupo reservara el lunes su voto en el Consejo de Administración de la sociedad municipal Campo de las Naciones. Esta postura, si pretende ser efectiva, elimina la abstención de este grupo, pues ello supondría la aprobación indirecta de tal adjudicación por la mayoría socialista. Soto calificó también de híbrida y complicada la propuesta de AP, por lo que cobra fuerza la posibilidad de que el concurso sea declarado desierto.

Más información
Espacio-Kepro y Corporinver las candidatas de AP

Los grupos políticos del Ayuntamiento vivieron ayer la resaca de la reunión del consejo de administración del Campo de las Naciones. El CDS permaneció reunido todo el día buscando una solución ante lo que Soto calificó de "situación difícil". Según fuentes de este grupo, esta situación fue creada a raíz de que Alianza Popular, partidaria de una adjudicación del Campo de las Naciones parcela a parcela, desaprovechara el retraso de un consejero socialista para forzar una votación, ya pedida por los mismos aliancistas, sobre si era mejor hacer una adjudicación global o varias parciales. "No entendemos cómo entonces AP no acabó con la propuesta de Construcciones y Contratas, pues si llega a ganar la adjudicación parcial, ni se hubiera discutido la licitación de este grupo a la totalidad del polígono", dijeron las fuentes centristas.Francisco Herrera, de Izquierda Unida, culpó, sin embargo, al CDS de desaprovechar esta situación, pues, según Herrera, fue el concejal centrista José Luis Garro quien pidió que la votación se hiciera al final, una vez discutida la propuesta de Construcciones y Contratas. Así, cuando llegó la hora de votar se habían incorporado ya al consejo los socialistas Soledad Sánchez Caro y Jesús Espelosín, concejal de urbanismo, que presidió la reunión por delegación del alcalde Juan Barranco. Éste no puso a votación la alternativa de la adjudicación total o parcial del polígono, sino la oferta presentada por Construcciones y Contratas, que resultó ganadora. Para ello, los socialistas, al igualar con sus seis votos los cinco de AP y el de IU, tuvieron que hacer uso del voto de calidad de Espelosín. El CDS se reservó su voto hasta la junta general de accionistas de mañana, de la que forma parte toda la corporación.

Asimismo ayer se conocieron las conversaciones mantenidas horas antes del consejo entre los tres grupos de la oposición para oponerse a la propuesta socialista de adjudicar los 150.000 metros de oficinas, del Campo de las Naciones a Construcciones y Contratas. Lo que para unos grupos se convirtió en pacto, para otros no pasó de ser una conversación informal, por lo que en el consejo se produjeron curiosas situaciones al ver que no se cumplía lo supuestamente acordado.

Ayer, el CDS estudiaba las cinco posibilidades que pueden adoptar: votar sí a la propuesta socialista, postura eliminada, según Soto; abstenerse, posibilidad que ayer descartaban tácitamente, pues ello supondría favorecer a los socialistas; hacer una propuesta alternativa; apoyar la de AP, considerada poco idónea, y votar no a la propuesta socialista, con lo que dejarían en manos de AP, última en votar, la responsabilidad de la decisión. Si se decidiera esto último y AP votara también en contra, el concurso quedaría desierto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS