Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATENTADOS TERRORISTAS

Un niño de dos años y un directivo de largometrajes de TVE son Ias dos víctimas mortales del coche bomba

Jaime Bilbao Iglesias, directivo de largometrajes de TVE, y Luis Delgado Villalonga, de dos años y medio, son las dos víctimas mortales del atentado perpetrado en la medianoche del pasado martes contra la Dirección General de la Guardia Civil, en Madrid. Ambos ocupaban sendos coches que pasaban por el lugar. Los padres del niño son dos de los heridos de mayor gravedad, y dos hermanos del escritor Miguel Delibes resultaron afectados levemente.

Faltaban apenas cinco minutos para las doce de la noche del martes, cuando una potentísima explosión convulsionó la noche madrileña. El estallido "fue peor que un terremoto", según la esposa de un jefe de la Guardia Civil que reside en el edificio de la dirección general.La explosión pudo oírse a varios kilómetros de distancia. Incluso el Príncipe de Asturias oyó el estallido desde el palacio de la Zarzuela, situado a unos seis kilómetros de distancia de la calle de Guzmán el Bueno, según dijo la reina Sofía a los médicos de la Cruz Roja durante la visita que realizó ayer a los heridos hospitalizados allí.

Dos jóvenes guardias auxiliares que patrullaban, ateridos de frío, por el perímetro del edificio oficial, estuvieron a punto de ser alcanzados por la explosión de más de 60 kilogramos de amonal contenidos en la furgoneta que los terroristas emplearon como coche bomba. La onda expansiva abrió un gran boquete de varios metros de diámetro en la pared del dormitorio donde se hallaban descansando 50 guardias auxiliares y 130 suboficiales que actualmente realizan el curso de ascenso a tenientes.

La zona se convirtió en pocos minutos en un auténtico caos, debido al constante ulular de coches patrullas y ambulancias, mientras en medio de la calle de San Francisco de Sales yacía el cadáver de Jaime Bilbao Iglesias. Dentro de la Dirección General de la Guardia Civil el ambiente era de enorme tensión. Ya en los primeros momentos se confirmó que no se habían producido muertos entre los hombres del cuerpo.

El fallecido, Jaime Bilbao Iglesias, de 38 años, soltero, vivía con sus padres en la calle de Romero Robledo, en el barrio de Argüelles, informa

En enero de 1974 ingresó en Televisión Española y, tras ocupar un destino auxiliar durante algunos meses, pasó al departamento denominado hoy Jefatura de Producción Ajena, donde llegó a ser responsable de la sección de largometrajes. A él incumbía recomendar las adquisiciones de filmes y por esta razón realizaba numerosos viajes al extranjero. Uno de sus últimos desplazamientos lo hizo el pasado verano a Hungría, donde asistió a un certamen organizado por las autoridades magiares.

Jaime Bilbao regresaba hacia su casa en su automóvil Opel por la calle San Francisco de Sales cuando le sorprendió la explosión que le causó la muerte.

Hace cinco años fue agraciado con uno de los premios gordos de la lotería. navideña, por el que percibió unos ocho millones de pesetas, según reveló a varios compañeros, que siempre lo consideraron un hombre de suerte.

El pequeño Luis Delgado Villalonga, hijo del médico Luis Delgado Cabeza y de la enfermera Mercedes Villalonga, sufrió estallido craneal y pérdida de masa encefálica y falleció a las 7.50 horas de la mañana de ayer. Este niño es el número 12 de los pequeños asesinados en atentados de ETA desde 1978. La familia regresaba a su domicilio desde Las Rozas cuando su vehículo fue alcanzado de lleno por la explosión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1988

Más información

  • El príncipe Felipe oyó la explosión desde el palacio de la Zarzuela