El cambio de vía cuesta 20 millones de pesetas por kilómetro

El cambio del ancho de vía español a los estándares europeos supondrá un coste de 20 millones de pesetas por kilómetro, según el informe técnico remitido el pasado lunes por Renfe al Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones. Este informe fue presentado ayer mismo por el ministro Barrionuevo a su colega portugués, Oliveira Martins, durante la entrevista que ambos representantes de Gobierno mantuvieron en Madrid con objeto de coordinar un programa conjunto ante la Comunidad Europea.El informe de Renfe sobre la adaptación de la vía ferroviaria española al ancho europeo de 1,435 metros contempla tres alternativas, si bien la primera de ellas, que incide en la modificación de los 11.000 kilómetros de longitud de la red, está prácticamente excluida, dado el sobrecoste de 220.000 millones que representa.

Las otras dos posibilidades planteadas por Renfe, y asumidas por el Ministerio de Transportes, consisten en aplicar el nuevo ancho de vía a la línea de alta velocidad, que se prolonga en el eje Sevilla-Madrid-Zaragoza-Barcelona-frontera. La conexión con Francia podría hacerse a través de Port Bou, aunque la Administración no descarta tampoco el paso fronterizo de la Jonquera, que, entre otras cosas, supone una reducción de la línea en torno a los 25 kilómetros.

La tercera alternativa ofrece una solución mixta, por lo que, a la postre, podría contar con mayores posibilidades. Consiste en aprobar el cambio de ancho en dos fases; la primera, inmediata, para la línea europea mencionada, y la segunda, para el resto de la red en un plazo máximo de 12 años, que es el período de vigencia comprendido en el Plan de Transporte Ferroviario. El coste real de esta tercera alternativa no ha sido cuantificado todavía, si bien el Gobierno podría beneficiarse del apoyo financiero de la Comunidad Europea.

Financiación Feder

Precisamente, con este objetivo, España y Portugal han decidido aunar sus esfuerzos y presentar a Bruselas un proyecto común. Fuentes del Ministerio de Transportes consideran que los tramos de interés comunitario comprendidos en este amplio programa de infraestructura del transporte podrían recibir ayudas del Feder hasta en un 50% de su coste total.El encuentro que mantuvieron ayer Barrionuevo y Martins viene dado como cumplimiento de los acuerdos alcanzados durante las dos últimas cumbres íbéricas presididas por Felipe González y Cavaco Silva. Los ministros intercambiaron sus respectivos planes y proyectos, tanto en relación a los cambios del ancho de vía como respecto a la futura implantación del ferrocarril de alta velocidad. En el caso de Portugal, el objetivo consiste en establecer una línea Madrid-Oporto-Lisboa, lo que implica la conexión fronteriza en Fuentes de Oñoro.

La decisión final sobre el cambio del ancho de vía y la adjudicación del tren de alta velocidad -el llamado contrato del siglo de Renfe- será acordada por el Consejo de Ministros en los primeros días de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de noviembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50