Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empresario cerro personalmente con el jefe del comando de ETA un pago posterior a su liberación

El industrial Emiliano Revilla cerró personalmente hace dos fine de semana con el responsable del comando Madrid de ETA, supuestamente José Luis Urrusolo Sistiaga, el pago de una cantidad de dinero posterior a su liberación, según fuentes próximas al caso. El jefe del grupo transmitió al empresario soriano, según las mismas fuentes, que su secuestro fue decidido por la dirección de ETA tras la ausencia de voluntad política del Gobierno por mantener el diálogo en Argelia.

El responsable del comando Madrid comentó al industrial secuestrado que ETA estaba absolutamente dispuesta a negociar con el Ejecutivo para acabar con el problema de la violencia. Según fuentes próximas a la familia, el fracaso de la última reunión mantenida en Argel entre Julen Elgorriaga, delegado del Golbierno en el País Vasco, y el dirigente etarra Eugenio Etxebeste, Antxón, provocó que la dirección de ETA iniciara una nueva ofensiva terrorista para presionar al Gobierno a una nueva ronda de conversaciones y que decidiera su secuestro.El empresario soriano conversaba con frecuencia con los dos miembros del comando que le custodiaban permanentemente, pero hace dos fines de semana el responsable del grupo mantuvo una entrevista de unas dos horas con Revilla.

La amplia duración del secuestro y las dificultades para hacer llegar a ETA el total del rescate provocaron que el industrial se comprometiera con el responsable del actual comando Madrid, con autorización e instrucción. de la dirección de ETA, a pagar otra cantidad de dinero posterior a su liberación, cifrada, según las fuentes informantes, en unos 300 millones de pesetas. Ambos pactaron la condiciones del pago posterior a la liberación.

La noticia de un embarazo

Poco después de esta reunión, el responsable del comando le trasmitió que iba ser liberado en breve, como había decidido y autorizado la dirección de ETA en Francia. Revilla, según dichas fuentes, le pidió que fue se cuanto antes, pues quería estar con su familia durante el nacimiento de su nieto -la esposa de su hijo Antonio está en estado de gestaciónEl empresario desconocía el embarazo de su nuera Patricia -a punto de dar a luz- cuando fue secuestrado y se ignora cómo le llegó la noticia durante su cautiverio. Alguien debió de comunicarle la información.

Revilla negó ayer, durante la conferencia de prensa que ofreció en el hotel Mindanao, que durante su secuestro tuviera algún contacto telefónico con su hijo o con los intermediarios de la familia. Sin embargo, fuentes de la lucha antiterrorista han asegurado que Emiliano Revilla y su hijo Antonio mantuvieron algunos contactos en las primeras fases de la negociación. Ambos han dirigido personalmente las negociaciones para hacer llegar a ETA el rescate.

La familia tampoco recibió ninguna fotografía del industrial para confirmar que se encontraba vivo.

Las fuentes consultadas añaden que Emiliano Revilla mantuvo largas conversaciones con sus secuestradores. En alguna ocasión, les escuchó hablar de la alternativa KAS y el diálogo con el Gobierno, aunque en ningún momento el empresario entró a discutir con ellos sobre cuestiones políticas.

Revilla comentó en numerosas ocasiones a sus secuestradores su trayectoria financiera y la carrera de negocios que le llevó hasta el lugar que ocupa en el mundo empresarial. El industrial les iba detallando las memorias que escribía y que los secuestradores no le permitieron llevarse. El empresario ha comentado a su familia que piensa volver a redactarlas y publicarlas. El dinero que obtenga por el libro, según ha dicho, será donado a su pueblo, Ólvega (Soria), y a una organización para minusválidos.

Sobre el pago del rescate, el industrial no quiso realizar ningún comentario "porque no entiendo de dinero". Tras ocho meses de secuestro, la templanza y la ironía no han abandonado a este empresario que, de un modesto negocio de chorizos, ha llegado a encabezar un importante imperio inmobiliario.

Fuentes de la lucha antiterrorista citadas por Efe señalan que, desde los primeros días de octubre, ETA había recibido parte del rescate exigido que había sido ingresado por los intermediarios del empresario en cuentas de la organización terrorista en el extranjero.Algunas fuentes han cifrado el total de dinero pagado en 1.100 millones de pesetas, mientras otras lo rebajan a 900 millones. El empresario, que no quiso ayer hablar de dinero, matizó que los medios de comunicación habían barajado cantidades desproporcionadas.

El industrial almorzó con toda su familia y con algunos amigos tras la conferencia de prensa. Revilla les comentó nuevos detalles de su cautiverio, entre ellos, que sus secuestradores le vigilaban por una pequeña ventana que daba a su habitación. El empresario tiene previsto desplazarse próximamente a su localidad natal para saludar a sus paisanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 1988

Más información

  • Urrusolo le dijo que fue secuestrado para presionar al Gobierno a la negociación