Apoteósico regreso de Andreas Papandreu a Atenas

Decenas de miles de griegos se lanzaron ayer a las calles de Atenas para dar la bienvenida al primer ministro, Andreas Papandreu, que regresaba al país después de dos meses en Londres, donde fue operado a corazón abierto debido a un estrechamiento de la aorta. "Andreas, contigo por una Grecia nueva", rezaban cientos de pancartas que una multitud enardecida agitaba en el aeropuerto. Los servicios de seguridad fueron desbordados y los ministros atropellados mientras Papandreu, visiblemente emocionado, bajaba las escalerillas del avión.

El primer ministro, después de abrazar a la multitud, volvió al Airbus de las líneas aéreas griegas, Olympic, en el que había viajado. Diez minutos más tarde descendía nuevamente y tras él, Dimitra Liani, su actual compañera. Dimitra, de 34 años y ex azafata de vuelo, ha permanecido durante la intervención y toda la convalecencia en Londres. Papandreu ha decidido ya divorciarse de su esposa, Margarita."Me siento muy conmovido de ver cuántas esperanzas se han depositado en un solo hombre que debe ser plenamente consciente de las grandes responsabilidades que porta sobre sus hombros hacia el pueblo y hacia la nación", afirmó.

Lentamente, aún débil por la difícil operación, Andreas, como le llaman cariñosamente los griegos, entró en el coche que le condujo hasta el centro de Atenas y al que seguían otros cientos en una alegre fiesta de banderas verdes del Pasok (el partido socialista que dirige) y blancas y azules de Grecia. Cuando el vehículo del primer ministro llegó al palacio Máximos -sede de¡ Gobierno heleno-, estaba absolutamente cubierto de flores lanzadas por la multitud que le esperaba por calles y plazas.

"Esta tarde la derecha morirá", gritaban socialistas ' venidos de todos los rincones del país. Miltiades Evert, alcalde conservador de Atenas, había pedido que se boicoteara la acogida, pero hubo de conformarse con tachar de "fiesta romana" el acontecimiento. La policía no ha dado cifras de los que acudieron a recibir a Papandreu y se ha limitado a indicar que era una "masa innumerable".

Aunque los médicos le han aconsejado que guarde reposo, Papandreu ha encontrado su mesa cargada con el trabajo. La primera tarea que ha de acometer es preparar la cumbre europea de Rodas (sureste del mar Egeo), que se celebrará los días 2 y 3 de diciembre. El primer ministro griego ya ha anunciado que propondrá en ésta la creación de un espacio social europeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1988.

Lo más visto en...

Top 50