ASALTO AL PODER

"¿Para qué sirve toda esta comedia?"

Ciudadanos birmanos y diplomáticos occidentales en Rangún aseguran que la toma del poder por los militares ocurrida el pasado domingo es un autogolpe que, casi con toda seguridad, ha sido orquestado por el ex máximo dirigente Ne Win, en un intento desesperado de aplastar una revolución democrática después de más de 20 años de represión y mala gestión económica. Según las mismas fuentes, el golpe puede conducir a una guerra civil.

La cabeza teóricade la intervención militar es el general Saw Maung, que fue ayudante de Ne Win. Éste convirtió al Ejército en la columna vertebral del Partido del Programa Socialista de Birmania, que él mismo creó un año después de tomar el poder en 1962, en un golpe militar que acabo con el régimen pluripartidista.

Más información

"No es un golpe. ¿Cómo se puede dar un golpe si ya se dirige este condenado país?", se preguntaba desde Rangún el embajador de un país occidental con el que se entró en contacto telefónico desde Bangkok. "Está asumido por todos los birmanos bien informados que Ne Win ocupa todavía el asiento del conductor", añadió.

Otro embajador occidental aseguró que la dirección de Ne Win en el golpe del domingo resulta obvia y que la mayoría de los oficiales nombrados para el nuevo órgano de poder probablemente no intervinieron en la decisión.

Otro diplomático occidental se mostró muy sorprendido por la intervención militar del domingo. "En cualquier caso, están en el poder", dijo. "¿Para qué sirve, entonces, toda esta comedia?".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de septiembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50