Siete espías británicos seguían al comando del IRA tiroteado en Gibraltar

Al menos siete agentes de los servicios de inteligencia, británicos, el MI-5, estuvieron desplegados en Gibraltar realizando tareas de seguimiento y control del comando de la organización terrorista IRA tiroteado el pasado 6 de marzo por miembros del Servicio Aéreo Especial (SAS) del ejército británico. Según las revelaciones realizadas hasta ayer ante el tribunal gibraltareño, que debe determinar si hubo responsabilidades en la actuación de los SAS, en el momento de producirse los disparos los siete miembros del MI-5 se encontraban cerca del lugar de los hechos. A este número hay que unir al encargado de la coordinación de la operación en Londres, que declaró la semana pasada bajo la identificación de testigo 0.Ayer declararon los miembros de los servicios de seguridad identificados de las letras H a la N -excepto M, que lo hizo el jueves- y que no aportaron datos sustanciales sobre lo ya testimoniado en días anteriores por los miembros del SAS. Todos ellos relataron versiones similares de la actuación de los SAS.

Ayer, por otra parte, se conoció en Gibraltar el documento en el que se recogen las instrucciones dadas al jefe del comando operativo de los SAS para ejecutar la operación Flavio, nombre clave de la acción contra los miembros del IRA.

En las instrucciones se señala que los SAS estaban autorizados a abrir fuego sin advertencia previa en el caso de que se observara una situación que pusiera vidas en peligro. Otra de las instrucciones prohibe que ninguna actuación se realizara en territorio español o en las aguas territoriales españolas. La prohibición afectaba también a la posible realización de fuego sobre territorio español.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS