100. 000 volúmenes del Ateneo de Madrid necesitan con rapidez una encuadernación

Unos 100.000 volúmenes de los cerca de 500.000 con que cuentan la biblioteca y hemeroteca del Ateneo de Madrid necesitan una encuadernación rápida para su conservación, y unos 20.000, principalmente del fondo antiguo (siglo XIX), requieren una limpieza y restauración urgente. Así se desprende de una carta enviada por el Ateneo de Madrid a los responsables de la Comunidad Autónoma para explicar la necesidad de subvenciones, según informaron a este periódico fuentes de la directiva de esta institución cultural.

La biblioteca y hemeroteca del Ateneo cuentan con fondos privilegiados sobre el periodo que abarca la mitad del siglo XIX a los primeros años treinta, que es el de esplendor de la institución. Los volúmenes estropeados han de ser restaurados con urgencia, no sólo a causa del uso y la corrosión del tiempo, sino a una inundación causada el año pasado por una rotura en las vetustas cañerías del edificio. Según fuentes de la directiva, ya se han retirado, para su restauración, algunos volúmenes de revistas muy deteriorados. Entre otros, la colección de la revista L'artiste.El Ateneo cuenta con poco más de 6.000 socios, que pagan cuotas de 750 pesetas mensuales. Los cerca de 500 ateneístas que asisten casi todos los días a la institución están divididos en grupos más o menos distantes entre sí, pero es difícil encontrar alguien que difiera en que el principal problema es el financiero.

Los gastos de funcionamiento del Ateneo (sueldos, luz, gas y demás) suman 64 millones de pesetas, según fuentes de los socios. Las cuotas de los miembros suman unos 52,2 millones de pesetas, y las subvenciones oficiales, 48 millones (que este año llegaron en junio), es decir unos 100 millones de ingresos. Quedan sólo 36 millones de pesetas para la restauración y conservación del patrimonio, y para las diarias actividades culturales de los socios: así sucede que la sección de cine sobrevive a base de películas cedidas gratuitamente por algunas embajadas.

Según un directivo, tanto el ministerio de Cultura como el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad Autónoma han prestado oídos, con interés, a las peticiones realizadas por el Ateneo y en particular por su presidente, José Prat, veterano socialista que por su talante humano cuenta con el respaldo de muchos socios. No sucede tanto con parte de la directiva, a cuyos miembros otros grupos acusan de amiguismo y afición a la intriga.

Los procesos electorales para la renovación de la junta directiva, más bien tormentosos, han sido las noticias más relevantes de la institución en los últimos años, junto con un cuantioso robo de libros en 1984. En relación con el hecho de que una institución privada pida subvención pública, un directivo comenta que a fin de cuentas la biblioteca del Ateneo cubre con un servicio público, al permanecer abierta más tiempo y contar con unos bibliotecarios rápidos (cedidos por Cultura temporalmente). Para algunos ése es el peligro: que el centro termine convertido en un cómodo salón de lectura. Sus fundadores habían previsto otra cosa.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS