Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los príncipes de Gales concluyen sus vacaciones en Mallorca

Los príncipes de Gales, Carlos y Diana, emprenderán hoy viaje de regreso a Inglaterra, dando por concluidas sus vacaciones estivales en Palma de Mallorca, donde han permanecido durante una semana invitados por la familia real española.Según fuentes del palacio de Marivent, Carlos y Diana abandonarán "con toda probabilidad" Mallorca a primeras horas de la tarde, acompañados de sus hijos Guillermo y Enrique. Aunque las citadas fuentes no descartan que los príncipes de Gales puedan permanecer un día más en Mallorca, dado el carácter privado de su visita, se rechaza por completo la posibilidad de que Carlos de Inglaterra concluya hoy sus vacaciones mientras Diana y sus dos hijos permanecen unos días más en Marivent, como sucedió el año pasado. Entonces, este hecho provocó no pocos comentarios en la Prensa británica sobre la estabilidad matrimonial de los herederos de la Corona británica.

Los príncipes de Gales serán despedidos a pie de avión por el Príncipe de Asturias que, al igual que en años anteriores, será quien conduzca el vehículo furgoneta que les llevará hasta la base militar de Son Sant Joan, desde donde emprenderán el vuelo de regreso al Reino Unido. Tanto la reina Sofia como las infantas podrían acoinpañar también a los príncipes de Gales hasta. el aeropuerto, según del Marivent.

Los herederos de la Corona británica tienen previsto continuar sus vacaciones del mes de agosto en el castillo de Balmoral, residencia veraniega de la Reina Isabel II, quien a principios del mes de octubre visitará España en viaje oficial.

Los príncipes de Gales dedicaron sus últimas jornadas de vacaciones en Palma de Mallorea a la práctica de los deportes náuticos a bordo del yate Fortuna junto a la familia real española. Carlos de Inglaterra simultancó los paseos en el yate con su afición por la pintura, cuyos utensilios embarcó siempre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 1988