Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Honecker visitará España a primeros de octubre

El jefe del Estado y del partido comunista de la República Democrática Alemana (Partido Socialista Unificado, PSU), Erich Honecker, realizará su primer viaje oficial a España del 3 al 5 de octubre próximo. Honecker, de 76 años, es el primer jefe del Estado de Alemania Oriental que visita nuestro país. El anuncio de la visita no se ha hecho aún oficialmente, pero las fechas del mismo son ya definitivas, según ha podido saber EL PAÍS.Las autoridades de Berlín Este habían mostrado gran interés en este viaje desde hace años. Con el histórico encuentro de Honeeker con el canciller federal alemán, Helmut Kohl, en Bonn en septiembre pasado quedó eliminado el último escollo para este viaje del líder comunista alemán a España. No obstante, fuentes gubernamentales en Berlín Este dudaban antes del verano de que el viaje de Honecker a Madrid pudiera realizarse este ano y apuntaban a la primavera de 1989. La oferta del Gobierno de Madrid de una fecha tan cercana sorprendió al régimen alemán oriental, que aceptó de inmediato.

Para Honecker la visita a España supone un nuevo éxito de su ofensiva diplomática hacia Occidente, tras haber sido recibido ya oficialmente en Francia, Italia y Holanda y haber visitado la capital de la República Federal de Alemania. Honecker llega a España en un momento en el que las relaciones entre las dos Alemanlas se hallan en buen momento y Bonn tiene gran interés por reducir la tensión social en Alemania Oriental y fortalecer la posición de Honecker.

La creciente insatisfacción popular por la negativa del régimen a aplicar reformas liberahzadoras similares a las soviéticas y los intentos del sector más ortodoxo del partido y la Administración de minar la política de Honecker de cooperación con Occidente, y especialmente con la RFA, hacen del viejo líder el garante de la estabilidad en la Alemania socialista.

Coordinación con Bonn

Un portavoz del Gobierno alemán confirmó ayer que "ha habido una estrecha coordinación" entre Bonn y Madrid en los preparativos de este primer viaje oficial a España del líder comunista alemán. La presión social en la RDA ha creado gran preocupación en Bonn donde por primera vez desde la llegada al poder de Honecker se teme por su posición.El miedo del régimen de Berlín Este a que una liberalización cuestione la legitimidad del sistema, dada la siempre difícil vecindad con la RFA, ha provocado ya los primeros conflictos con la población, ansiosa de reformas similares a las soviéticas.

La RDA cuenta con la economía más desarrollada de la comunidad socialista, base de su estabilidad política. No obstante, en los dos últimos años la situación ha empeorado. Un fuerte aumento de los permisos de visitas a la RFA no ha supuesto una válvula de escape para la tensión social. Ha aumentado la sensación de agravio comparativo con el bienestar de parientes y amigos en Alemania Occidental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 1988