Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cuatro abortos se realiza en la URSS

Con una media anual de ocho millones de abortos, la Unión Soviética es el primer país del mundo en número de interrupciones voluntarias del embarazo humano, asegura el artículo Cuando no hay otra alternativa publicado por el aspirante a doctor en Medicina Andrel Popov en la revista Ogoniok.Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que cita la revista, en el mundo se realizan unos 30 millones de abortos al año. Esto significa que uno de cada cuatro de ellos se practica en la URSS, pese a que la población total del país sólo representa entre el 5% y el 6% de la población mundial.

En relación a su población total de 280 millones de habitantes, esa cifra hace que la URSS mantenga una tasa de abortos al menos seis veces superior a la media de los países capitalistas desarrollados, debido fundamentalmente a la carencia de medios anticonceptivos.

Según las estadísticas, de cada 100 mujeres entre 15 y 20 años, 30 se han sometido a abortos en la URSS, y en cuanto al primer embarazo, entre el 70% y el 80% de las muchachas que viven en ciudades interrumpen la gestación, mientras que en las zonas rurales la cifra aumenta hasta el 90%.

Popov destaca la falta de una política de planificación familiar del Estado soviético y la dificultad que tienen las mujeres, y las parejas en general, para elegir libremente la oportunidad de la paternidad mediante medios preventivos del embarazo.

La razón de la cantidad de abortos radica en que, además de los legales, en la URSS existe una práctica muy extendida de interrupciones del embarazo ilegales que mueven miles de milones de rublos de ganancias, indica el autor. Ogoniok afirma que, según especialistas en la materia, en la URSS los abortos clandestinos representan la mitad de los que se registran en los hospitales.

Mucha demanda

Las dificultades para tener acceso a los métodos anticonceptivos y la utilización de medios tradicionales poco efectivos contra el embarazo, propicia el que las mujeres soviéticas interrumpan sus gestaciones no deseadas tan masivamente, según el autor.De acuerdo con los datos que proporciona el articulista, en 1980, en la federación rusa -la mayor de las 15 repúblicas soviéticas- sólo se satisfizo el 25% de la demanda de medios preventivos, lo cual significa que "tres de cada cuatro mujeres que entraron en una farmacia salieron sin mercancia".

"En conjunto, tenemos que de cada 100 mujeres, 10 han podido utilizar métodos de prevención del embarazo, pero ¿qué pasa con las 90 restantes?", se pregunta Popov.

"Llegamos a la conclusión de que el aborto en la URSS es uno de los principales medios de planificación familiar y, en este sentido, nuestro país es único en el mundo", dice el autor.

Más de la mitad de los ginecólogos soviéticos se dedican a practicar abortos, y un tercio del total practica abortos ilegales, según cifras del Ministerio de Sanidad de la URSS. Los ginecólogos que practican abortos ilegales efectúan entre dos y tres por día, y el precio de cada uno de ellos es de 100 rublos (unos 160 dólares).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de agosto de 1988

Más información

  • Un especialista soviético denuncia la falta de anticonceptivos y el negocio de las operaciones ilegales