Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desvíese en la primera obra a la izquierda

Una guía de las carreteras alternativas recomendadas que presentan trabajos de reparación

Sortear los atascos producidos por las 900 actuaciones que el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) tiene en ejecución puede conducir a una trampa si se siguen los consejos de la Dirección General de Tráfico (DGT). A la falta de coordinación entre ambos organismos se suman los trabajos emprendidos por las comunidades autónomas. Algunos de los 50 itinerarios alternativos recomendados por Tráfico presentan actualmente tramos en obras.

En la Comunidad Valenciana, el itinerario alternativo propuesto en la carretera N-430, Albacete-Alicante, a través de la N-322, Requena-Linares, registra obras durante 32 kilómetros, con circulación alternativa hasta el límite con la provincia de Cuenca. También, quienes sigan el desvío sugerido en el trayecto entre Madrid y Gandía, a través de la C-3322, entre las localidades valencianas de Real de Montroy y Llombay (7,7 kilómetros), tendrán que hacer un segundo desvío de esta ruta ya secundaria a causa de las obras.En la provincia de León, la carretera N-601, Madrid-León, recomendada por la Dirección General de Tráfico (DGT) como alternativa a la N-VI, Madrid-La Coruña, se encuentra con trabajos de reparación en dos tramos, informa Marifé Moreno. En la variante de Mansilla de las Mulas las obras todavía no afectan a la calzada. Desde Puente Villarente a León, en la misma carretera se realizan trabajos para mejorar el firme.

En Andalucía, la travesía de Bailén, en la provincia de Jaén, es un ejemplo típico de punto negro. Allí confluyen la N-IV (Madrid-Cádiz), la N-322 (CórdobaValencia) y la N-323 (Bailén-Motril). Está previsto que en caso de máxima congestión del tráfico se efectúe un desvío a la altura del kilómetro 288 de la N-IV, lo que supone dar un rodeo de unos 28 kilómetros.

Las carreteras de Cataluña tendrán durante este verano 154 kilómetros en obras, 39 de los cuales corresponden al Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, y 115 al Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU).

Algunas de las obras que la Generalitat mantendrá en ejecución durante los meses de julio y agosto son: en la provincia de Lérida, las de la C-1313 entre Coll de Nargó y Adrall y su prolongación -donde trabajan las brigadas del MOPU- por la C-146 hasta Sort, que juntamente con las de la C-145, Seu d'Urgell-Andorra, son básicas para los accesos al valle de Arán y a Andorra.

Por su parte, los trabajos previstos por el MOPU afectarán a la carretera N-11 en los límites de las provincias de Lérida y Huesca, y también entre Mollerusa y Cervera y Martorell y La Panadella. A su paso por la provincia de Tarragona, la N-420, entre Falset y Riudecols, verá modificado su trazado para ensanchar la plataforma de la vía. Los equipos de trabajo del MOPU también actuarán en la N-620 entre Besalú y Olot (Gerona), carretera utilizada como acceso a la Costa Brava desde el interior.

En la carretera N-240, utilizada por los automovilistas del interior para el acceso a las playas tarraconenses, la DGT aconseja un itinerario alternativo por la C140, de Montb1anc a Reus, y la A-7 para los automóviles que se dirijan a las playas del norte de Cambrils, y por las C-230, C-233 y la C-242 de I'Hospitalet de l'Infant a Fraga (Huesca), para los que viajen a las del sur de Cataluña. Sin embargo, en esta recomendación no se ha tenido en cuenta que la C-242, en un tramo de 10 kilómetros, entre Maials y Serós, se encontrará en obras durante los próximos meses.

Unos 15 kilómetros de la ruta alternativa a la N-VI recomendada por Tráfico, que discurre por la provincia de Valladolid, están en obras, informa Luis Miguel de Dios. Se trata del tramo Olmedo-Mojados, de la N-601, Madrid-León por Valladolid. Las obras son, según fuentes oficiales, de menor importancia, ya que se trata de dotar a la calzada de un nuevo riego asfáltico.

'Carretera de la muerte'

La N-601 no suele descongestionar demasiado la N-VI, Madrid-La Coruña, debido sobre todo a que los vehículos tienen que cruzar la ciudad de Valladolid. El recorrido no es grande, especialmente tras la construcción de una variante, pero existen varios semáforos y un cruce, casi en el centro de la ciudad, con la N-620, conocida como carretera de la muerte, por la que transitan miles de emigrantes portugueses.

La ruta alternativa fijada por Tráfico en la provincia de Burgos para enlazar las carreteras N-I y N-620 discurre desde Lerma a Quintana del Puente. En esta carretera, transferida al Gobierno autónomo, no hay obras, pero es necesario circular despacio a causa de su estado.

También hay obras en unos 15 kilómetros de la comarcal 116, El Burgo de Osma-Almazán, en la provincia de Soria, contemplada como alternativa de la N- 122. Esta ruta alternativa es considerada casi innecesaria por las fuentes oficiales consultadas, ya que la N-122 Zaragoza-Portugal, por Valladolid y Zamora, no suele registrar mucha circulación. Se evita, eso sí, el paso por Soria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 1988