EL FUTURO DEL COMUNISMO

La Unión Soviética, decidida a consumar la integración económica del Comecon

HERMANN TERTSCH, ENVIADO ESPECIAL, La Unión Soviética y sus aliados más identificados con la reforma económica y política del sistema socialista están decididos a realizar un programa radical hacia la integración económica, aun en el caso de que ciertos países queden marginados del proceso. Rumanía y la República Democrática Alemana -los dos países, miembros del Consejo de Asistencia Económica Mutua (Comecon), forman lo que algunos en proceso de integración de la comunidad socialista.

Con fuertes críticas a los continuos impedimentos al proceso de integración y de división internacional del trabajo entre los países socialistas comenzó ayer en Praga la cumbre del Comecon. La reunión, que comienza pocos días después de concluir la conferencia nacional del PCUS y de firmarse el acuerdo entre la Comunidad Europea y esta organización económica de los países del Este, intentará dar el impulso definitivo al proceso de integración. Este es uno de los objetivos prioritarios de la política exterior de la dirección soviética bajo Mijail Gorbachov, y se ha visto continuamente frenada por la oposición de algunos países miembros y por la burocracia de todos ellos.A la reunión asisten los primeros ministros de todos los países del Comecon excepto el húngaro Karoli Grosz, que se encuentra en visita oficial en Moscú. Ayer varias delegaciones -entre ellas la checoslovaca, presidida por el primer ministro, Lubomir Strougal; la húngara, encabezada por el viceprimer ministro, Joszef Marjal, y la polaca, a través de Zbigniew Messner- dejaron claro que los países partidarios de la integración no esperarán más a que los indecisos o adversarios tomen una decisión al respecto.

En la cumbre anterior del Comecon, celebrada el otoño pasado, se perfilaron ya los dos frentes muy definidos: por un lado, la URSS, Polonia, Bulgaria, Hungría y Checoslovaquia, partidarios de la rápida integración con una división de trabajo y especialización, la convertibilidad de las monedas nacionales en el seno del Comecon y una política legislativa y de reestructuración general hacia el mercado único; y por otro, Rumanía y Alemania Oriental, por motivos distintos, que se resisten a este proceso.

Ayer, Strougal inauguró la conferencia advirtiendo que Checoslovaquia comprende que debido a las diferencias en las economías nacionales existan divergencias sobre cuestiones concretas de la integración. Según dijo, Praga respeta estas posturas, pero tiene un interés fundamental en lograr la integración, y la llevará a cabo de forma bilateral con los países que estén dispuestos a ello.

Strougal, hoy el líder del sector más reformista en el Partido Comunista Checoslovaco, hizo una abierta defensa de los cambios radicales en las sociedades socialistas, tanto internos como en las relaciones entre ellas. Marjai y Messner declararon que sin mecanismos vinculantes de integración económica no habrá avances en el proceso deseado de cooperación multilateral.

El primer ministro soviético, Nikolai Rízkov, había solicitado en Moscú, en vísperas de partir hacia Praga, un Parlamento común de los países socialistas. En la conferencia del PCUS se oyeron también fuertes críticas a la lentitud y la falta de decisión con que se lleva a cabo el proceso de cooperación en el Cornecon.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El proyecto que defienden los partidarios de la integración incluye una coordinación de los planes económicos desde 1991 a 1995 y un concepto colectivo de desarrollo económico multilateral hasta el año 2005. Para entonces la comunidad socialista debería tener un mercado único con libre tráfico de productos, de servicios, de divisas y de mano de obra.

Este objetivo es poco realista según los observadores, a la vista de la estructura y el funcionamiento actual del Comecon. El Comecon sólo realiza hasta ahora labores de coordinación, no tiene carácter vinculante ni limita las soberanías nacionales como la CE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción