_
_
_
_

8.000 viviendas madrileñas han sufrido el precintado de aparatos de gas

Ocho mil viviendas, el 20% de las 40.000 inspeccionadas con motivo de la adaptación de sus instalaciones de gas ciudad a gas natural, han sufrido el precintado de alguno de sus aparatos, a causa de las irregularidades encontradas en los mismos y que en muchos casos constituían un serio riesgo.. La mitad de los casos se debe a la eliminación de las terrazas de los lavaderos, lo que provoca la inutilización de las rejillas de ventilación. La transformación de la red de gas, que comenzó en octubre de 1987, afectará cada año a unos 55.000 usuarios; hasta 1995.La transformación de la red para sustituir el gas ciudad por el gas natural comenzó el pasado mes de octubre, y desde entonces se han inspeccionado y censado los aparatos de 40.000 domicilios de las localidades de Getafe y Torrejón y de los núcleos de Tres Cantos (Colmenar), Orcasur (Villaverde), Santa Ana (Fuencarral) y San Fermín y Las Carolinas (Mediodía). "De las viviendas vistas, unas 8.000 presentaban irregularidades, en especial motivadas por la falta de un mantenimiento adecuado", dice Aníbal Ruiz, gerente de conversión de Gas Madrid.

Muchas de las fugas detectadas están en los aparatos o en la conexión de éstos con las tomas. Los técnicos proceden entonces al precintado del aparato y recuerdan al usuario que es él quien debe ocuparse del mantenimiento de las instalaciones existentes dentro de su vivienda", dice Ruiz. "En un 50% de los casos, el precintado se debe a que se han hecho obras para cerrar las terrazas de los lavaderos y así ganar espacio, sin tener en cuenta que con ello se ha cegado la rejilla de ventilación", añade.

Sustitución gratuita

Los censos le sirven a la compañía para revisar las instalaciones y encargar las piezas precisas para adaptar los aparatos al nuevo gas, sustitución que se realiza sin coste alguno para el usuario. Una vez inspeccionadas las instalaciones y efectuado el censo de aparatos se procede a la transformación de la red, que se realiza por sectores. La delimitación de estas zonas, en cada una de las cuales viven 2.000 usuarios, se logra mediante unas válvulas cuya instalación obliga a realizar unas calas en las calles.Llegada la noche del domingo se cierran todas las llaves de acometida a las casas de un sector, se realiza una prueba de presión para comprobar las tuberías y se procede a la sustitución de la acometida de gas ciudad por gas natural. Sólo queda entonces transformar los aparatos, operación que se realiza en los cinco días siguientes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_