Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL TONO VITAL DE ESPAÑA

La oposición no aprovecha el estancamiento del PSOE

Sólo Izquierda Unida y Anguita mejoran sus posiciones respecto a los socialistas

Ningún partido de oposición se beneficia del estancamiento en la aceptación social que ofrece el PSOE desde el pasado mes de abril . Sólo Izquierda Unida y el líder del PCE, Julio Anguita mejoran posiciones. Junto a este dato, el sondeo barómetro que trimestralmente realiza para EL PAÍS el Instituto Demoscopia, coincidiendo con el comienzo de cada estación, indica que la mayoría de los ciudadanos cree que paga excesivos impuestos y uno de cada tres asegura que ha destinado el 0,5% de su contribución a la Iglesia Católica. Además, un tercio de la población se muestra dispuesta a salir de vacaciones, mientras se mantienen las buenas expectativas económicas.

La valoración de la coyuntura política no ha variado esencialmente a lo largo del trimestre. Casi todos los indicadores reproducen el estado de opinión del mes de abril, sin que el Gobierno o el PSOE hayan remontado el bache de popularidad de la Semana Santa ni los principales partidos de la oposición hayan capitalizado lo más mínimo en el descenso del apoyo social del Gobierno.Un 20% de los ciudadanos consideran que, en términos generales, la situación política es buena. Este porcentaje supera la valoración del mes de abril en términos significativos, pero no se refleja en una mejora correlativa sensible ni del Gobierno o el PSOE ni otros partidos o líderes, aparte de IU y Julio Anguita. La presencia del político andaluz en la arena nacional probablemente ha capitalizado en los últimos meses la relativa mejora electoral de Cataluña y la aproximación de CC OO a la UGT y las aspiraciones mayoritarias de la ciudadanía sobre, la consecución de pactos sociales generales.

En la escala de valoración de líderes de 0-10, la tónica es de mantenimiento, con la excepción de Anguita, que sube (pasa del 3,9 en abril al 4,3 de junio), y de Suárez y Hernández Mancha, que bajan (Suárez pasa de 5,2 en abril a 4,9 en junio y Mancha de 3,9 en abril a 3,5 en junio).

El indicador de intención de voto reproduce los cambios anteriores, que son menos ilustrativos de sí mismos que de la estructura y estabilidad del sistema de representación política vigente, donde no existe correspondencia entre el deterioro del Gobierno y las virtualidades de protagonismo de la oposición.

Para interpretar correctamente el sentido del indicador de voto que periódicamente utilizamos en la encuesta-barómetro hay que tener en cuenta que no se trata de anticipar el resultado de unas eventuales elecciones generales mediante el ejercicio de prospección del voto que normalmente se lleva a cabo cuando efectivamente se plantean unas elecciones. No es el caso y, en consecuencia, se trata de una medida más del apoyo social básico a los distintos partidos. Por ello no se ofrecen porcentajes de eventuales votantes dado un determinado supuesto de participación electoral, sino porcentajes de población adulta con cuyos afectos y desafectos tienen que vérselas los partidos en el día a día de su actuación política, precisamente para poder conseguir el resultado electoral apetecido en el momento oportuno. De aquí también que estos porcentajes del total de la población adulta deban compararse con el voto real de las últimas elecciones en porcentajes del censo electoral; es decir, de todos los ciudadanos con derecho a voto, lo hayan o no ejercitado.

Así pues, la intención de voto, como se presenta en estas encuestas regulares de EL PAÍS, es un indicador de opinión pública más que de mayorías o minorías parlamentarias en un contexto electoral fantasmagórico o inexistente.

Hecha la anterior puntualización, puede concluirse lo siguiente de la lectura de la serie evolutiva de datos de opinión a lo largo de más de un año: primero, el bache de popularidad del PSOE en la Semana Santa no ha sido superado.

Con relación al apoyo obtenido en las elecciones generales de 1986, el PSOE perdió algunos apoyos en menos de un año que se reflejaron en las encuestas de opinión (ver marzo 1987) y enseguida en una pérdida sustancial de votos en las elecciones municipales de junio de 1987. A partir de entonces mantiene básicamente estable el apoyo de la opinión hasta abril de este año con un bajón brusco del 20%. En este nivel sigue.

El sube y baja del CDS

Por su parte, el CDS de Suárez, que sube y baja en la opinión con mayor frecuencia que ningún otro partido, acusa ahora un descenso de popularidad que lo sitúa en el nivel de apoyo electoral que tuvo en junio de 1986. La coalición comunista IU registra un ascenso significativo, como se ha señalado antes.

Por último, y tan importante como la primera conclusión relativa al PSOE, la relación aritmética de la opinión entre el PSOE y los partidos de centro y/o derecha se deteriora en contra de éstos y a favor del PSOE. Proporcionalmente y a beneficio de los socialistas, se ha ampliado la distancia entre PSOE y AP (163% en abril y 200% en junio); entre PSOE y CDS (100% en abril y 200% en junio); y entre PSOE y la suma de AP más CD S (11 % en abril, pero 50% en junio). ¿Qué implicaciones electorales puede tener tal estado de opinión? De nuevo, y de momento, ninguna ya que no hay planteadas unas elecciones.

Sin embargo, las dos conclusiones de hace meses no sólo siguen siendo válidas, sino que se refuerzan aún más por la persistencia de los estados de opinión en el tiempo: el PSOE, efectivamente, está sufriendo un serio deterioro en la opinión pública; la oposición nacional de centro-derecha cada vez parece capitalizar menos sobre estas pérdidas de apoyo social, en términos absolutos, del PSOE.

Ficha técnica

Encuesta realizada por Demoscopia, SA, sobre una muestra de 1.200 personas mayores de 18 años y de ambos sexos, representativa de la población residente en la Península, Baleares y Canarias. Tiene un nivel de confianza del 95,5% y un margen de error de ±2,7 para datos globales. Trabajo de campo realizado entre los días 20 y 26 de junio mediante entrevistas a domicilio con selección final de entrevistados por el sistema de rutas aleatorias. Proceso de datos en Odec-Unitec.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de julio de 1988

Más información