Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los actores españoles reclaman mayor apoyo a su profesión

El conflicto con TVE les hace salir a la calle

Los actores españoles integrados en la Unión de Actores, el sindicato más importante que agrupa a estos profesionales, salieron ayer a la calle en la primera jornada de los tres días de huelga convocados contra TVE y productoras asociadas, y se manifestaron ante el Ministerio de Cultura y la Comunidad de Madrid. El conflicto, que ha unido a estos trabajadores por reivindicaciones laborales dentro del convenio con TVE, pone de relieve una vez más la precariedad e inseguridad profesional de un colectivo que en la actualidad sufre un 70% de paro.

Actores como José Luis Pellicena piensan que hay que acabar con la gran desconsideración existente hacia el actor, y la totalidad de estos profesionales piensa que el que estén sometidos a una continua inseguridad les convierte en auténtica carne de diván.Nombres y caras famosas como Pellicena, José Sacristán, María Luisa Merlo, Santiago Ramos, Pedro María Sánchez, Lidia Bosch, José Pedro Carrión, Loles León, Paco Casares, Pepe Sancho, Jaime Blanch, Emma Cohen, Juan Echanove, Pepe Martín o Manuel de Blas destacaban entre los más de 300 actores que se concentraron ayer ante el Ministerio de Cultura, donde entregaron un escrito a Fernando Méndez Leite, director general del Instituto de Cinematografía, en el que solicitaban un mayor apoyo al cine nacional, y ante la Comunidad de Madrid, para protestar por lo que consideran una penosa gestión teatral de esta Administración.

Al frente de ellos destacaba Fernando Marín Calvo, actual presidente de la Unión de Actores y miembro de una larga saga de actores. Es hijo del recientemente fallecido Guillermo Marín y de la actriz Pepita Calvo, nieto del popular Ricardo Calvo, bisnieto de Rafael Calvo y tataranieto de José Calvo. Marín habla de los problemas con los que se encuentran estos profesionales: "Estamos sometidos a grandes tensiones profesionales. A ello habría que añadir el hecho de que siempre estamos interpretando a otro personaje, a lo que es imposible ser impermeable, por lo que en el fondo estamos todos neuróticos".

Derechos fundamentales

Marín recuerda cómo su padre, un actor de continuo trabajo en las últimas seis décadas, hubiera vivido hasta su fallecimiento, el pasado 31 de mayo, a los 84 años, en la más absoluta indigencia de no haber tenido familia. "Estas continuas tensiones y angustias nos obligan a someternos a los dictados de aquellos que nos contratan. Tenemos que ceder en muchas cosas y en nuestros derechos fundamentales".Para José Luis Pellicena, los actores pasan "por crisis muy grandes, y es un error pensar que nuestra vida es un cúmulo de satisfacciones". Pellicena piensa que toda lucha es poca para llegar a estar bien valorados: "Estamos reivindicando una serie de cosas que casi da vergüenza reivindicarlas. Hay una serie de principios que rigen la contratacion de un actor por TVE, que cuando firmas un contrato y lees todas sus cláusulas te das cuenta de que hay algo vergonzoso en todo ello y una sensación de que hay que bajarse los pantalones".

La huelga convocada hasta mañana jueves, que afecta tanto a TVE como a sus productoras asociadas, no estuvo apoyada por UGT y CC OO, ya que estos sindicatos consideraban que no estaba terminada la negociación del convenio.

[Por su parte, TVE difundió anoche un comunicado en el que recuerda que la huelga ha sido provocada por la exigencia por parte de los actores de que el porcentaje de producción propia en la programación de TVE se recoja como cláusula del convenio colectivo (conseguido en noviembre de 1987) y no como preámbulo. Según el comunicado, como prueba de que la dirección general de RTVE "tiene como uno de sus objetivos prioritarios el aumento de la producción propia, su presupuesto de 1988 destinado a programas de ficción ha superado los 6.500 millones de pesetas"]. En estos momentos la Unión de Actores se encuentra en asamblea permanente en la sede de la calle Carretas y han convocado una asamblea general a la una de la madrugada de la noche del miércoles al jueves en el Centro Cultural de la Villa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de junio de 1988