Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco testigos presenciales contradicen la versión policial sobre la detención del "Nani"

Cinco testigos presenciales de la detención, el 12 de noviembre de 1983, de Santiago Corella contradijeron ayer ante la Sección cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid, que juzga la causa, la versión sobre el arresto del Nani dada por los siete policías procesados. Los cinco testigos son vecinos del barrio de San Blas de Madrid, donde vivía Santiago Corella, y coincidieron en señalar las 13.00 horas como el momento de la detención del Nani y no las 16.00 horas que indica la versión policial.

La importancia de la hora es considerada fundamental por las distintas partes del proceso ya que la acusación y el fiscal consideran a tres de los siete agentes procesados autores de diversos delitos de detención ilegal.

Los vecinos Antonio Escobar, Amparo Golderas, María Esther Fernández, Librada Recover y Carlos García testificaron ayer que vieron salir al Nani detenido y escoltado por policías de su domicilio entre las 12.30 y las 13.30.

Tan sólo, uno de los testigos, María Esther Fernández, incurrió en contradicción al señalar que recordaba la hora porque volvía de recoger a sus hijos del colegio. Preguntada si el sábado 12 de noviembre sus hijos tuvieron clase, la testigo respondió con un escueto "no".

Para hoy está previsto que declare ante el tribunal del caso la plana mayor del Ministerio del Interior: Rafael Vera, secretario de Estado para la Seguridad, y José María Rodríguez Colorado, director general de la Policía, además del antecesor en el cargo de este último, Rafael del Río.

Privilegio gubernamental

La declaración de estos altos cargos será precedida por la lectura de las respuestas de José Barrionuevo, ministro del Interior, sobre la desaparición de Santiago Corella. Barrionuevo goza del privilegio, al ser ministro, de responder por escrito a un cuestionario sobre el caso. Fuentes judiciales señalaron que una vez leida las respuestas, el presidencia del tribunal ofrecerá a las partes personadas en el proceso una nueva ronda de preguntas por escrito al ministro.Barrionuevo admite en sus respuestas que se aplicó la legislación antiterrorista a Santiago Corella, aunque matiza que es un gabinete del departamento, denominado Unidad Especial de Policía Judicial (Tepol), el que está facultado para autorizar la ejecución de dicha normativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1988