Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco no se responsabiliza de los posibles desórdenes en Euskalduna

La Consejería de Interior del Gobierno vasco no se siente implicada en la represión de los desórdenes públicos que eventualmente puedan derivarse del conflicto de Euskalduna, según han indicado fuentes del Ejecutivo autónomo. Estas fuentes señalan que el mantenimiento del orden público en Bilbao es, hoy por hoy, responsabilidad del Gobierno Civil de Vizcaya, puesto que la Junta de Seguridad del País Vasco, el organismo de representación paritaria que aprueba los despliegues de la Ertzaintza, no ha decidido por el momento el trasvase de esa competencia.

Esta actitud, confirmada en declaraciones informales realizadas por miembros de la Consejería de Interior del Gobierno vasco, invita a considerar la posibilidad de que la Ertzaintza no sustituya en los próximos días al Cuerpo Nacional de Policía en la custodia del puente de Deusto, punto neurálgico de los enfrentamientos con los trabajadores del astillero. El conflicto entre ambas administraciones se produce tras la decisión de la Delegación Territorial de Trabajo del Gobierno Vasco de pronunciarse en contra del cierre patronal de Euskalduna, decretado el pasado día 9 por razones de orden público, así como por la presencia de elementos que impiden el desarrollo normal de la actividad laboral. El Gobierno Civil de Vizcaya se mostró disconforme con esa resolución, considerando que es a ese organismo y no a la autoridad judicial al que compete juzgar sobre el orden público. La policía abandonó inmediatamente el astillero y el Gobierno Civil de la provincia, cuyo titular, Juan Ignacio López, forma parte de la Junta de Seguridad del País Vasco, en razón de su cargo, optó por trasladar a la Consejería de Interior del Gobierno vasco la responsabilidad del orden público en el conflicto de Euskalduna. Las discrepancias entre los dos partidos presentes en el Gobierno vasco son anteriores a la resolución de la Delegación de Trabajo.La víspera, el presidente de la ejecutiva del PNV, Xabier Arzallus, afirmó que la culpa del conflicto de Euskalduna no es sólo de los que queman trenes, sino también de "aquellos que ofrecieron una solución que no han cumplido". El alcalde de Bilbao, José María Gorordo, acudirá el próximo jueves a la manifestación convocada por los trabajadores del astillero y ha invitado a los ciudadanos a participar en ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 1988

Más información

  • La Ertzaintza no posee competencias para mantener el orden público en Bilbao