Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández Ordóñez admite que aviones con armas nucleares pueden sobrevolar territorio español

, El ministro español de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, admitió ayer en Bruselas que, aparte de las escalas de buques con armamento atómico en puertos españoles, puede producirse el sobrevuelo de aviones con armas nucleares a bordo. "En el tema de las armas nucleares, España mantiene un comportamiento idéntico al de los países occidentales" manifestó el ministro. "Es una política seria y solidaria con los aliados", precisó. Por otra parte, Fernández Ordóñez avanzó que el convenio bilateral con Estados Unidos estará ultimado el próximo mes y que las negociaciones para el ingreso en la UEO se iniciarán el 26 de mayo en La Haya.

Fernández Ordóñez, aprovechó ayer su visita a la capital belga -donde acudió para reunirse con el secretario de Estado norteamericano, George Shultz, y sus restantes colegas de los países de la OTAN- para insistir en el alineamiento de la posición española en materia de armas nucleares con la de los aliados occidentales. "Es algo que ya ha dicho el presidente del Gobierno en varias ocasiones", afirmó.Aparte de la escala de buques con armas nucleares en puertos españoles, el ministro admitió que pueden sobrevolar territorio dé. España aviones con ese tipo de armamento. El canje de notas que prohíbe esa posibilidad a los aviones estadounidenses establecidos en bases españolas se hizo y se hace, según Fernández Ordóñez, porque están en nuestro suelo, pero no hay nada que lo impida para los del resto de países de la Alianza Atlántica.

Según el ministro, la posición del Gobierno es que, junto a la seriedad y responsabilidad que implica la pertenencia a la Alianza Atlántica, se impone el realismo. "La miniaturización de las armas nucleares", explicó, "exigiría investigar hasta los barcos de pesca o los transatlánticos. Quién garantiza que un transatlántico no lleve una bomba, si eso es de grande como una mochila".

Fernández Ordóñez precisé también que el referéndum sobre la OTAN no se opone a esa política pragmática, porque .cuando se habla de mantener la prohibición de introducir armas nucleares se hace en el contexto de la decisión doble cero, en el momento en que otros países europeos se disponían a instalar euromisiles en su suelo".

En su opinión, no se puede controlar la escala de buques con armas nucleares porque eso sería faltar a la solidaridad con los socios de la Alianza. En referencia a la postura de Dinamarca, el ministro manifestó que «no se puede llegar a extremos ridículos. En las escalas hemos dicho que no aplicaremos ese modelo".

"No vamos a seguir la norma de conducta neozelandesa", añadió más adelante, "ni la de mandar cartas que, por otra parte, son absolutamente inservibles, sino que vamos a seguir la norma de conducta solidaria y responsable de los países occidentales, y que responde a su vez tanto al referéndum, porque no lo viola, como a la pauta de los Gobiernos anteriores".

La conformidad de la posición del Gobierno español en materia nuclear con la de los aliados europeos se hace extensiva a la candidatura para el ingreso en la Unión Europea Occidental (UEO).

Los detalles del convenio

España, según Fernández Ordóñez, acepta en su integridad el texto de la plataforma de la organización, pero faltan por discutir ciertos matices de interpretación.

El secretario general de Política Exterior, Fernando Perpiñ, viajará el próximo 26 de mayo a La Haya para iniciar los primeros contactos.

Tras la reunión de la OTAN, el ministro español de Exteriores mantuvo un encuentro bilateral con el secretario de Estado norteamericano, George Shultz, en el que se repasé el estado de la negociación del nuevo convenio bilateral entre ambos países. .

En referencia a la lentitud del proceso, Shultz declaró que el demonio está en los detalles", mientras Fernández Ordóñez recalcó que, una vez superada la enorme dificultad de la reducción de fuerzas estadounidenses en España, no queda por resolver ningún problema político importante.

Faltan sólo, de acuerdo a lo dicho por el ministro, cuestiones técnicas, jurídicas y administrativas. El tema más complicado y el que está llevando más tiempo al grupo de trabajo que se reúne en Washington es el del régimen laboral del personal de las bases.

El nuevo acuerdo de defensa, que constará de unos 100 artículos, varios anexos y algunos canjes de notas, «será más simple" que el mantenido hasta ahora, a la vez que reflejará "un mayor equilibrio sobre el control de las bases" y será muestra de una "relación adulta" entre los dos países.

El otro acuerdo en el que se desdoblará él actual tratado, concerniente a la cooperación cultural y científico-técnica, aunque está más retrasado, no ofrece problemas. La previsión del Gobierno es que los dos acuerdos podrán estar ultimados el próximo mes, quizá coincidiendo con la visita de Shultz a Madrid, el 9 y el 10 de junio, para asistir al Consejo Atlántico, la reunión ministerial de más alto nivel de la OTAN, que se celebrará en España por primera vez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 1988

Más información

  • El 26 de mayo comenzarán las negociaciones para el ingreso en la UEO