El presidente de Canarias amenaza con abandonar la CE

La comisión de agricultura, ganadería y alimentación del Parlamento Europeo, que se reunió en pleno en las islas, es partidaria de que Canarias proponga soluciones posibilistas, y no radicales, para mejorar sus condiciones de integración en la Comunidad Europea (CE).

Esta postura, compartida mayoritariamente por sus miembros, choca con la del Gobierno autónomo, cuyo presidente, Fernando Fernández Martín, del CDS, advirtió a los eurodiputados que, si las peticiones canarias no prosperan, el archipiélago podría optar por abandonar la CE, siguiendo los pasos de Groenlandia.Fernández Martín, que ha lanzado una ofensiva para obtener mayores ventajas del estado canario en la Comunidad, anunció que su Gobierno planteará a Madrid un plan nacional de interés comunitario (PNIC) para el archipiélago, que prevé inversiones por valor de 130.000 millones de pesetas, con el fin de que el 50% sea financiado por la CE.

La presencia de la citada comisión, que preside el socialista español Juan Colino, ha reabierto en esta comunidad autónoma el debate sobre la CE, sin duda el más enconado de cuantos surgen a menudo en la vida política insular.

La amenaza del presidente canario ha sido respaldada por los empresarios, que comparten la impresión de que los europeos no entienden la especificidad de las islas. En cambio, el PSOE le acusa de utilizar un lenguaje catastrofista, según indicó su presidente, Jerónimo Saavedra, ex jefe del Gobierno regional.

El eurodiputado socialista Manuel Medina ha sido también crítico hacia el nuevo Ejecutivo, de centro-derecha y nacionalista, que preside Fernández Martín: "El Gobierno debe presentar propuestas concretas, y no un catálogo de lamentaciones a la CE", indicó.

El Parlamento canario aprobó recientemente una declaración por la que pide a la CE el libre acceso de sus exportaciones agrícolas. Los representantes comunitarios han preferido hablar de otras soluciones menos tajantes, dado que las islas no pertenecen a la política agrícola común (PAC).

Un informe dirigido por Stefan Musto, del Instituto Alemán de Política de Desarrollo, parece aconsejar la plena integración como única solución al problema, tesis que no ha sido compartida nunca por los Gobiernos autónomos canarios.

Batalla

La dura batalla entre importadores y exportadores que enfrentó a comerciantes y agricultores en vísperas de la adhesión de Canarias a la CE se ha reproducido ahora. Las demandas del sector agrícola de gozar de libertad para sus envíos al mercado comunitario han tenido eco en el seno de la comisión, reunida excepcionalmente en el archipiélago, pero ésta ha sugerido que, a tal fin, Canarias reconsidere su actual situación y se decida a integrarse plenamente en la Comunidad.

La oferta no ha sido bien acogida en líneas generales, ni siquiera los conservadores la apoyan, a juzgar por las declaraciones del eurodiputado Arturo Escuder, de AP. Canarias eligió la llamada opción 2, fórmula por la que quedó fuera de la Unión Aduanera y de las políticas agrícola y pesquera comunes, para preservar su tradicional libertad comercial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de mayo de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50