LAS NUEVAS COMUNIDADES

La 'aldea global' de Convergència

Una eficaz red de radio y televisión emite en la clave ideológica de CiU

, Uno de los mayores éxitos del Gobierno catalán en ocho años h sido la creación y puesta en marcha de un canal de televisión y de tres emisoras de radio de la Generalitat. Esta creación se efectuó en el último tramo de la primera legislatura autonómica, por lo que ha sido en la segunda cuando ha rendido plenamente sus frutos.

Más información

La acción de este aparato radiotelevisivo, unida a la de los medios de comuncación vinculados al partido de Jordi Pujol y a los de la publicidad encargada. por el Consell Executiu de la Generalitat, ha creado lo que bien podría denominarse, en recuerdo de Marshall MacLuhan, la aldea global convergente, uno de los hechos más representativos de esta etapa política de Cataluña.El canal autonómico de televisión, TV-3, en el que trabajan más de 1.000 personas, tiene para 1988 un presupuesto de unos 9.000 millones de pesetas, de los que está previsto ingresar 6.000 en concepto de publicidad, y los restantes¡ 3.000 en calidad de subvención del Gobierno de la Generalitat, por acuerdo del Parlament.

La inversión realizada, para poner en marcha TV-3 -emisora instalada en unos modernos estudios y dotada de utilaje electrónico de primra calidad- ha sido de unos 12.000 millones de pesetas, desde 1983 hasta la fecha. Para el ejercicio de 19138, las inversiones se cifran en 5211 millones de pesetas. En estas inversiones se incluyen las destinadas a las emisoras de Catalunya Ràdio -que se subtitula la radio nacional de Catalunya-, Catalunya Música y Ràdio Associació de Catalunya. Esta última se explota mediante concesión.

Gracias a este aparato radiotelevisivo, el Gobierno y la sociedad catalana han podido traspasar el umbral del voluntarismo en la recuperación del uso público del catalán. Estas emisoras han actuado de acicate competitivo sobre las demás, de forma que hoy existe una apreciable oferta radiotelevisiva en lengua catalana, factor que tanto los políticos como los sociolingüistas consideran absolutamente imprescindible para la recuperación global del catalán, que está aún lejos de ser alcanzada.

Coincidencia

Pero, además de distinguirse por emitir en catalán, este aparato radiotelevisivo difunde, como todos los medios de comunicación, unos determinados contenidos ideológicos y políticos. Y en esta segunda función se produce un importante efecto de coincidencia entre la clave ideológica utilizada por la radio y la televisión autonómicas y el aparato comunicacional vinculado a Convergència i Unió (CiU), de propiedad privada. Éste agrupa, por lo menos, la red radiofónica Cadena 13 -denominada así por el número de emisoras de que consta-, numerosas revistas locales y comarcales, y el diario Avui, cuyo editor es Max Cahrier, ex conseller de Cultura en el primer Gobierno de Jordi Pujol y actual responsable de la organización sectorial de Cultura de Convergència.

La sintonía ideológica entre estos medios de comunicación se prolonga además a las campañas de publicidad realizadas directamente por el Gobierno de la Generalitat, a las que se dedican cuantiosos fondos.

En los presupuestos del Gobierno catalán para 1988 se destinan 1.505 millones a propaganda, de ellos 791 millones en publicidad y 714 en promoción. Según un estudio técnico llevado a cabo por la revista Ipmark, especializada en publicidad y mercadotecnia, el Gobierno catalán fue en 1986 el vigésimo anunciante de España por el volumen de su contratación, que ascendía ese año a 1.040 millones.

Recientemente, el Gobierno de la Generalitat ha unificado bajo el eslogan común de Som sis milions las numerosas campañas publicitarias que lleva a cabo, al estilo de lo realizado por el Ayuntamiento de Barcelona con su eslogan Barcelona més que mai, del que tomó ejemplo.

Campañas de lucha contra el tabaquismo, o para la promoción del deporte, de información sobre el SIDA o el anuncio de la entrada en servicio de un tramo de carretera tienen por nexo común este eslogan, expresión directa del pujolismo. Se difunde tanto en vallas como en spots televisivos, cuñas radiofónicas o inserciones en Prensa.

Estas campañas son además una forma de financiación de medios de comunicación necesitados de apoyo económico. Entre junio de 1986 y mayo de 1987 se canalizaron por este sistema 739 millones a TV-3, mientras se destinaban sólo 2,7 millones al circuito catalán de TVE, que también emite en catalán, pero que no forma parte de la constelación convergente, sino de la socialista.

Pero el modelo radiotelevisivo escogido por los rectores de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), organismo que dirige TV-3 y las emisoras de radio de la Generalitat, se distingue precisamente por no dar excesiva relevancia a lo explícitamente político y prestar atención primordial a los programas de entretenimiento y los deportes. De forma que, en resumen, lo primordial es la identidad entre el lenguaje utilizado por estos medios y el del pujolismo, que acaba facilitando, la identificación política. Es un lenguaje fácilmente reconocible, aunque su estudio sistemático está por hacer. Por ejemplo: se dice Estado en lugar de España; se dice demarcación en lugar de provincia. Y así sucesivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de mayo de 1988.

Lo más visto en...

Top 50