Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dukakis, virtual candidato demócrata, tras su clara victoria en Nueva York

Michael Dukakis se enfrentará el 8 de noviembre con George Bush por la presidencia de Estados Unidos. Este es el significado de la convincente victoria del gobernador de Massachusetts en la primaria demócrata de Nueva York, el pasado martes. Obtuvo el 51% de los votos, frente a un 37% de Jesse Jackson, el reverendo de raza negra heredero político de Martin Luther King. El pobre tercer puesto de Albert Gore (10%) le elimina de la campaña presidenicial.

ENVIADO ESPECIAL,

MÁS INFORMACIÓN

Dukakis, de 54 años, hijo de inmigrantes griegos, es ya inevitable como el candidato de los demócratas después de haber superado brillantemente la prueba de Nueva York, la más dura de la campaña. La primaria se convirtió en un referéndum sobre Jackson, en el que la mayoría blanca decidió que no puede ser presidente. Sin embargo, el reverendo baptista, el único político que está demostrando tener gancho popular, ganó en la ciudad de Nueva York gracias al voto de color, que monopolizó, y a una parte importante de los sufragios de los hispanos."Amo a Nueva York. Si podemos ganar aquí, podemos hacerlo en cualquier lugar", afirmó, radiante, Dukakis al anunciar su triunfo, que le asegura, prácticamente, la designación de su partido en la convención de Atlanta, en julio. Su victoria en la Gran Manzana le da un impulso imposible de detener, y se espera que los lideres demócratas, que eligen 600 superdelegados para la convención, se subirán al tren Dukakis convencidos de que es el candidato más fuerte y con más posibilidades de desalojar a los republicanos de la casa Blanca. Dukakis tiene acumulados más de la mitad de los 2.082 delegados necesarios para obtener las candidatura demócrata.

Bush ganó, sin oposición, en la primaria republicana de Nueva York, y afirmó que en noviembre (derrotará a Dukakis, "un viejo demócrata liberal". Los sondeos indican que la elección entre estos dos hijos de Massachusetts -el vicepresidente también nació en ese Estado de la costa Este- será muy reñida.

La figura de Mario Cuomo

A pesar de su contundente victoria, Dukakis, un tecnócrata frío como un témpano, sigue teniendo un importante problema cara a la elección general de noviembre: no suscita emoción. Tiene que superar lo que se llama ya "agujero emocional". El 50% de los votantes del gobernador el martes dijeron, tras emitir su sufragio, que preferirían otro candidato demócrata. El gobernador de Nueva York, el ítaloamericano Mario Cuomo, sería el preferido. Curiosamente, también un 50% de los votantes de Jackson admitieron que Estados Unidos no está preparado para tener a un presidente negro."En Iowa logramos la medalla de bronce; en New Hampshire, el oro, y aquí, el Oscar", declaró Dukakis, abrazando a su prima Olympia, que obtuvo hace una semana el premio Oscar a la mejor actriz secundaria por su papel en Hechizo de luna. Dukakis, que ha basado su campaña en la competencia como gestor de un Estado modelo, es el favorito el martes en PennsyIvania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 1988