Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CCOO pide la ruptura de relaciones con Pretoria

El secretariado confederal de Comisiones Obreras (CC OO) denunció ayer, a través de un comunicado, "los vínculos comerciales y militares del Gobierno español con diferentes dictaduras fascistas condenadas por la comunidad internacional, como es el caso del régimen racista de Suráfrica". En el mismo comunicado, CC OO señala que, en la actual situación, "la actitud más honesta y coherente" es la ruptura de relaciones diplomáticas con Suráfrica.CC OO también pide en el comunicado que, a la vez que se rompen las relaciones diplomáticas con Suráfrica, se permita la apertura en Madrid de una oficina del Congreso Nacional Africano, movimiento considerado ilegal por el régimen racista surafricano que lucha contra la política del Gobierno de Pretoria.

Denuncia en la OIT

El sindicato español ha anunciado que, durante la conferencia de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) que se celebrará en junio próximo en Ginebra, presentará una queja oficial sobre la situación en Suráfrica y la actitud de gobiernos occidentales. La queja, dice CC OO, se presentará de acuerdo con el sindicato de los trabajadores de Suráfrica (Sanctu), también ilegalizado en aquel país.El comunicado de CC OO ha sido difundido a raíz de las noticias relativas a la compra por parte de España de uranio extraido en Suráfrica y en Namibia. En este sentido, el sindicato indica que apoya las iniciativas parlamentarias de Izquierda Unida para exigir que el Gobierno español clarifique cómo está cumpliendo los embargados decretados por la ONU contra Suráfrica.

Además de las sanciones impuestas por la ONU, los países miembros de la Comunidad Europea acordaron en septiembre de 1985 una sede de medidas restrictivas contra el régimen racista de Suráfrica.

Estas medidas incluyen el embargo de venta de armas a Suráfrica, la prohibición de venderle petróleo, el embargo de material electrónico (cuando el destinatario sea el Ejército o cuerpos paramilitares) y la no cooperación nuclear.

El próximo día 17, será recibido en Madrid por el Ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, el obispo anglicano Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz 1984. Al respecto, Carlos Carnero, miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de España (PCE), comentó ayer: "Cabe preguntarse con cuál de las dos caras van a recibir a Tutu: con la cara de la solidaridad o con la cara de los mercaderes del racismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 1988