Georgios Vasilu: "Podemos vivir en paz con los turcochipriotas

"Podemos vivir en paz con los turcochipriotas", asegura Georgios Vasiliu, de 56 años, que en apenas unos meses ha pasado de ser un completo desconocido en política a convertirse en presidente de la República de Chipre, la única reconocida internacionalmente. Vasiliu, un candidato independiente apoyado por los comunistas, venció el pasado domingo, en una reñida elección, al candidato derechista Glafkos Clerides. Desde su impresionante despacho del no menos impoliente edificio de una superempresa dedicada en todo Oriente Próximo a la investigación de mercado, Vasiliu explicaba a EL PAÍS, pocos días antes de su elección, una estrategia de gobierno que pretende lograr la reunificación de la isla sobre una base federal.

Más información

Pregunta. ¿Cuáles son las diferencias más sustanciales eútre su postura y la de la parte turcochipriota?Respuesta. Yo lucho por un Chipre unido bajo un sistema federal. Los turcos, hasta ahora, quieren que existan dos Chipres, aunque con algunas relaciones entre ellos. Sería ilógico que los neoyorquinos tuvieran que sacarse un visado para ir a Washington o que ninguna ley pudiera aprobarse en EE UU sin la aprobación de los 50 Estados. Hay que hacer que el país funcione, y eso sería imposible si cada parte tuviera derecho de veto sobre todo, si los diputados de cada comunidad votaran separadamente para que se aprobara cada ley. Eso conduciría a la separación, no a la unión gradual, que es lo que yo pretendo. Es inexplicable que Turquía quiera entrar en la Comunidad Europea, en la que las libertades de movimiento, propiedad y establecimiento son esenciales, según el Tratado de Roma, y que sus protegidos turcochipriotas no quieran aceptarlas. Dentro de poco tiempo, un médico español podrá ejercer libremente en Múnich, pero ellos no quieren permitir que un médico grecochipriota pueda volver a su consulta en Kirenia.

Dos nacionalidades

P. Denktash dice que hay dos naciones en Chipre.R. Hay dos nacionalidades, más de dos en realidad, pero también en Bélgica hay flamencos y valones.

P. Y disputan entre ellos...

R. Pero viven en el mismo país y cada ciudadano tiene derecho a ir donde quiera.

P. El líder turcochipriota asegura que aún es pronto para que las dos comunidades puedan vivir juntas en paz.

R. Eso es un pretexto. Hay dificultades, pero se pueden superar. Lleguemos primero a un acuerdo y fijemos un calendario para aplicar. Yo estoy convencido de que podemos vivir en paz con los turcochipriotas. Un Chipre unido, federal daría enormes oportunidades a todos sus habitantes para aumentar su nivel de vida y su bienestar.

P. ¿Es condición indispensable para que haya acuerdo que el Ejército turco se retire del Norte?

R. Sí. Si lo que Turquía pretende es una presencia militar continua, el compromi,so será imposible. Si de verdad está preocupada por la seguridad de los turcochipriotas, hay otras formas de lograrla, con adecuadas garantías internacionales. Pero hasta ahora Ankara ha usado esta cuestión como pretexto para mantener la ocupación. Las tropas y los colonos turcos deben irse antes de que se forme un Gobierno provisional. Yo no quiero que en mi país haya tropas de ningún país extranjero, si bien una fuerza internacional podría ser conveniente mientras ambas comunidades aprenden a convivir.

P. Usted es también partidario de una conferencia internacional, idea que, tal vez por venir de la Unión Soviética, no entusiasma a Estados Unidos.

R. No hay un solo problema internacional, ya sea en Aménca Latina, en el Mediterráneo, en Asia o en África, que, pueda ser resuelto únicamente por las partes directamente afectadas. Mire usted el caso del golfo Pérsico. ¿Pudo imaginarse alguna vez que Washington pediría a Moscú que enviase barcos a la Zona? Si se trata de cambiar las presentes garantías internacionales, una conferencia es necesaria, y lo de menos es quién la haya propuesto.

P. ¿Cuál es su opinión de Denktash como negociador?

R. Es el líder de la comunidad tureochipriota, y no haré ninguna descripción de él, ni positiva ni negativa. Bueno, sí puedo decir que es un hombre listo y un negociador hábil y capaz, muy dotado para las relaciones públicas. Además, es el interlocutor con el que quiero dialogar. No cometeré el mismo error que Kyprianu, que aseguró que no hablaría con él porque es un miembro del servicio de inteligencia norteamericano y lo hizo a los dos meses.

P. ¿Cree usted que Denktash quiere un acuerdo?

R. Si tuviera que juzgar por el pasado, diría que no. Ha sido muy intransigente. Pero nada es imposible en política. Los políticos dicen hoy no para decir ma ñana sí.

P. ¿Ha mejorado el clima negociador?

R. Sí. En todo el mundo, y también en las relaciones entre Grecia y Turquía, en este caso tras la cumbre entre ambos países que se ha celebrado en Davos Espero que ahora Denktash sea más razonable.

Los comunistas

"Mi Gobierno será una meritocracia

P. Sus enemigos le consideran un caballo de Troya de los comunistas.R. En los últimos 20 años, todos los presidentes de Chipre han contado con el apoyo de AKEL. No es una novedad; además, este partido no busca cambiar el sistema político o económico, no lucha por el socialismo, sino que defiende un mejor funcionamiento del sistema actual, la profundización de la democracia, y admite que la cuestión nacional es.la máxima prioridad.

P. Pero, ¿no ha contraído una gran deuda con AKEL?

R. No mayor que con mis otros apoyos, el Partido Liberal, personalidades independientes, etcétera. Seré el presidente de todos los chipriotas, no sólo de AKEL.

P. ¿Dónde se sitúa usted ideológicamente?

R. Soy un progresista. No soy ni socialista, ni liberal, ni conservador. Creo en los principios democráticos, en una economía libre y competitiva y en la justicia social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 1988.

Lo más visto en...

Top 50