Interior admite que un policía condenado y dos procesados siguen en sus puestos

El Ministerio del Interior ha admitido ante la autoridad judicial que un policía condenado en sentencia firme y otros dos procesados no han sido suspendidos de funciones. El primero es el inspector José Antonio del Arco, condenado por homicidio, y los dos procesados son los comisarios Francisco Álvarez, acusado de prevaricación, y Alberto Elías, para quien el fiscal pide seis años de inhabilitación por un delito de infidelidad en la custodia de documentos. La Administración, en la misma contestación al juez, asegura que no dispone de una relación de todos los agentes con procesos pendientes ante la justicia.

La contestación de Interior a la Administración de justicia responde a un requerimiento de la Audiencia Territorial de Madrid, a propuesta del letrado Antonio Tastet, abogado del inspector y ex presidente del Sindicato Profesional de Policía Manuel Novás. El agente Novás esta procesado por presunta apropiación indebida de 14 millones de pesetas y suspendido de funciones desde marzo de 1985. El abogado Tastet pidió el pasado 22 de abril el requerimiento citado para demostrar el agravio comparativo -en virtud de la igualdad de las personas garantizada por la Constitución- entre su defendido y los otros policías.El director general de la Policía, José María Rodríguez Colorado, contestó el pasado 29 de septiembre a la Audiencia de Madrid, aunque el abogado de Novás no ha tenido conocimiento de la contestación hasta esta semana, ya que no le fue notificada. Rodríguez Colorado señala que "es cierto" que los policías Francisco Álvarez, Alberto Elías y José Antonio del Arco fueron mantenidos en sus funciones mientras se encontraban o encuentran procesados.

José Antonio del Arco fue condenado por la Audiencia de Tenerife en febrero de 1982, y posteriormente ratificada la sentencia por el Supremo, como autor de "un delito de homicidio" en la persona del estudiante Bartolomé García Lorenzo, de 21 años, en 1976, en Santa Cruz de Tenerife. En 1982 José Antonio del Arco pasó destinado al servicio de escolta del entonces ministro Ernest Lluch. Actualmente, Del Arco es jefe de contravigilancia de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana.

Alberto Elías está actualmente procesado por la Audiencia Provincial de Madrid por un delito de infidelidad en la custodia de documentos. Elías es el jefe de la Brigada de Interior, grupo de elite de los servicios de información policiales. La fiscalía pide siete meses de prisión menor y seis años de inhabilitación.

Acusaciones sobre los GAL

Francisco Álvarez está procesado por un delito de prevaricación, consistente en ocultar un atestado policial por supuestos malos tratos a un detenido en febrero de 1983, durante su etapa como jefe superior de Policía de Bilbao. Francisco Álvarez fue hasta octubre de 1986 el jefe del Gabinete de Información y Operaciones Especiales de la Dirección de la Seguridad del Estado, uno de los puestos de mayor responsabilidad en la lucha antiterrorista. El comisario Álvarez dimitió de este puesto al asumir una serie de errores en la difusión de fotos de miembros del comando Madrid.Por otro lado, la Audiencia de Madrid requirió a la Administración para que enviara una lista de todos los policías procesados y no suspendidos de funciones. Rodríguez Colorado respondió en el escrito: "No es posible contestar por falta de datos concretos sobre funcionarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de febrero de 1988.

Lo más visto en...

Top 50