La Comunidad reconoce la existencia de especulación en torno al suelo industrial

La comunidad autónoma de Madrid reconoce en un estudio elaborado por la Consejería de Política Territorial en torno al suelo industrial que existe "inversión especulativa". El informe, que tiene como origen la. demanda realizada por los ayuntamientos de la zona sur en petición de más suelo industrial y que será entregado en los próximos días a los alcaldes de las localidades del sur de Madrid, indica "que no existe una correspondencia clara entre el ritmo de las licencias y el volumen de las demandas". El mismo informe, en otro de sus apartados, afirma que "el 70% de las demandas carece de referencias mínimas de la empresa que pretende instalarse".Según el informe, realizado por la consejería a cuyo frente se encuentra Eduardo Mangada, en los tres últimos años se ha concedido un total de 289 licencias entre los municipios de Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Pinto, que corresponden a 1.292.803 metros cuadrados.

Otra de las conclusiones del mismo informe es que "se ha manifestado una tendencia a la reducción del consumo de suelo, que pasa de 4.800 metros cuadrados por licencia en 1985 a 3.800 metros cuadrados en 1987". Según la Consejería de Ordenación Territorial de la comunidad autónoma de Madrid, el tejido industrial de la zona sur se está configurando en tres sectores: un área de grandes empresas, con plantas industriales situadas en parcelas de 10.000 metros cuadrados (todas ellas ubicadas en Pinto); un segundo sector, de empresas de media dimensión (3.000 metros cuadrados de parcela, formado por los municipios de Fuenlabrada, Leganés y Parla), y, por último, las pequeñas empresas, con parcelas de unos 1.500 metros cuadrados, que se agrupan en torno a Getafe, Alcorcón y Móstoles. El informe se refiere al agotamiento del suelo urbanizado industrial en Leganés y Pinto, mientras que la promoción de polígonos públicos por la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (SEPES) en Getafe y Parla explica el crecimiento de la demanda.

También tiene en cuenta el informe el origen de las demandas, situándose Madrid a la cabeza, con un 60%, seguido de Fuenlabrada, con un 14%. Este análisis arroja un nuevo desajuste, al mostrarse Fuenlabrada como un municipio de gran demanda. Según el informe, "esto puede tener efectos negativos en el municipio de Fuenlabrada, en el cual los indicios muestran las dificultades de retener las empresas que se consideren que buscan probablemente otros espacios mejor dotados".

El informe concluye recomendando el reajuste de la demanda de los planes de suelo para corregir el desequilibrio entre la demanda, la concesión de licencias, la localización de las plantas industriales y la creación de puestos de trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 31 de enero de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50