Un joven secuestra y golpea a su esposa porque iba a separarse de él

Un hombre de 23 años, Francisco Alberto Sosa Vallejo, mantuvo secuestrada el jueves en Las Palmas, durante hora y media, a su esposa, Mari Cruz Pérez Rodríguez, de 21 años, embarazada de cuatro meses, a la que le produjo traumatismos, heridas punzantes y lesiones de diversa consideración para demostrarle que aún seguía enamorado de ella, según publicaba ayer el rotativo local Canarias 7. La joven estaba tramitando la separación matrimonial y residía en casa de sus padres. El agresor se la llevó de allí, intimidando a la familia con un gran cuchillo, y la condujo al domicilio conyugal, en donde le propinó golpes en el rostro y en otras partes del cuerpo. Los equipos de seguridad tardaron más de una hora en reducir al joven, que amenazaba con matar a Mari Cruz. La joven fue trasladada en estado inconsciente a un hospital, en donde se le apreció que el feto no sufría daños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de enero de 1988.

Lo más visto en...

Top 50