GENTE

David Bowie

ha sido requerido por un juez de un tribunal de primera instancia de Tejas para que se haga una prueba de SIDA, tras el testimonio de una mujer que acusa al famoso cantante de rock británico de violencia sexual. Wanda Nichols, maquilladora, de 30 años, asegura que Bowie la violó el 9 de octubre de 1987 en un hotel de lujo de Dallas. Bowie reconoce que pasó el dia con Wanda, pero niega que la violentara, la tirara del pelo, la mordiera y finalmente le dijese que podía haberle transmitido el SIDA. La maquilladora, que ha vendido su romance con el cantante por 30.000 dólares (más de tres millones de pesetas) a un periódico sensacionalista británico, dijo al juez que "quería saber si iba a morir".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción