Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julio Le Riverend

Director de la Biblioteca Nacional de Cuba

Julio Le Riverend, historiador de 72 años, nació en La Coruña, aunque abandonó esta ciudad cuando tenía tres años. Hoy es el director de la Biblioteca Nacional de La Habana (Cuba), vicepresidente de la comisión cubana del V Centenario del Descubrimiento y reconocido internacionalmente por sus trabajos sobre la importancia de la historia económica cubana y la influencia de la caña de azúcar en la configuración de la sociedad de su país. Ha visitado España recientemente con el objeto de firmar un acuerdo para el intercambio de investigadores con la Biblioteca Nacional española.

Julio Le Riverend dedicó los primeros 25 años de su vida como investigador al estudio de la historia económica y social de Cuba. A los 18 años tuvo que salir de su país a causa de la dictadura del general Machado. Hijo y nieto de franceses, se instaló en Francia, donde vivió algo más de un año, hasta la caída de la dictadura. Estudió como becario en el Colegio de México, donde conoció a numerosos españoles que habían tenido que abandonar nuestro país como consecuencia de la guerra civil, y de los que conserva gratos recuerdos: "Mi vida científica depende, en su mayor parte, de los maestros extraordinarios que tuve en el Colegio de México".Después de pasar un año en Estados Unidos con una beca, regresó a Cuba y empezó a trabajar en lo que podía, hasta que llegó la revolución, con la que colaboró, incluso antes de que ésta llegara a hacerse con el poder, en el año 1959. "Después estuve a disposición de las necesidades del programa revolucionario". Simultaneó actividades de consejero del Banco Nacional, dedicado al crédito agrícola e industrial, con la vicepresidencia de la Academia de Ciencias, fundada en 1961, y la dirección del Archivo Nacional. "Después de la revolución teníamos que hacer muchas cosas y no abundábamos en cuadros directivos. A un país que necesita dar un salto en su desarrollo no le queda más remedio que aprovechar a los hombres al máximo. El pueblo que no tiene conciencia de esto está perdido".

También fue viceministro de Educación y embajador de Cuba ante la Unesco desde 1973 a 1976. Después de todas estas vicisitudes, declara haber mantenido su bandera de historiador en alto. A pesar de esta afirmación, sus investigaciones fueron más críticas con los regímenes anteriores a la revolución que con el que se instauró tras la toma del poder por Fidel Castro, porque, según asegura, comprendió unos cuantos problemas fundamentales de su país que, a su juicio, "ha resuelto la revolución".

Julio Le Riverend es el vicepresidente de la comisión conmemorativa del V Centenario del Descubrimiento, aunque, según dice, "los cubanos preferimos hablar de encuentro mutuo de las culturas europeas y americanas para dar la idea del intercambio recíproco que se produjo entre ambas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de enero de 1988