Francia expulsa a Gabón a 14 iraníes opositores al régimen de Jomeini

Catorce ciudadanos iraníes refugiados en Francia viajaron ayer hacia Gabón, conducidos por la policía, en aplicación del procedimiento de expulsion de urgencia absoluta. Ocho iraníes más se hallan en detención domiciliaria, en espera de una ulterior decisión de expulsión. Un total de 20 iraníes, pertenecientes todos ellos a la organización armada antijomeinista Muyahidin del Pueblo, se hallaban en huelga de hambre ayer por la mañana, antes de que empezaran las expulsiones.

El jefe de los muyahidin, Masud Radjavi, y los familiares de los expulsados han solicitado la intervención del presidente de la República, François Mitterrand, como garante de los derechos coonstitucionales. Radjavi ha escrito a Mitterrand desde Bagdad para denunciar "el comportamiento escandaloso y deshonroso" del Gobierno francés."Vuestro país, bajo vuestra responsabilidad, era el campeón de los derechos del hombre por haber dado asilo a estos refugiados", asegura el dirigente antijomeinista. Y añade: "Parece que hey los principios son burlados en Francia y secuestrados por Jorneini. Los terroristas que han derramado sangre francesa escapzin de la justicia, mientras que sei maltrata a los refugiados cuyo asilo formaba parte de la gloria de Francia".

Con los iraníes, han sido expulsados hacia Gabón tres ciudadanos turcos que nada tienen que ver con los muyahidin. Las expulsiones han producido una fuerte conmoción en la opinión francesa, por la más que transparente relación con la liberación de dos rehenes en Líbano y con el canje de funcionarios reclamados por los tribunales entre Teherán y París. El partido socialista ha reaccionado, por boca del ex ministro de Cultura Jack Lang, que ha señalado: "Vergüenza para Pasqua, vergüenza para el Gobierno de Chirac, que reniega del derecho de asilo y pacta con la dictadura de Jomeini".

Un portavoz del Frente Nacional, de extrema derecha, ha señalado que estas expulsiones "deshonran todavía un poco más a nuestro país ante nuestros aliados".

Ataque en el Golfo

El artífice del acuerdo entre París y Teherán, el ministro del Interior, Charles Pasqua, ha sugerido, en cambio, que los expulsados preparaban acciones terroristas, y ha dicho, en tono airado: "¡No tenemos que recibir Iecciones de nadie".[Entre tanto, Irak anunció ayer que sus aviones atacaron un "gran objetivo naval" (denominación habitual para designar un petrolero) cerca de las costas iraníes del golfo Pérsico. A última hora de la tarde, la informa ción aún no había sido confirmada por fuentes navieras independientes.

Por su parte, Radio Teherán, captada en París, informaba que las fuerzas iraníes abatieron dos aviones iraquíes, uno de ellos, un Mig-21 de fabricación soviética, alcanzado por un misil Stinger, informan las agencias de Prensa.

Un comunicado del Estado Mayor iraní aseguró asimismo que su aviación bombardeó ayer por la mañana las posiciones militares iraquíes al este de Basora y en la región de Sardaht, y que infligieron graves pérdidas al enemigo.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de diciembre de 1987.

Lo más visto en...

Top 50