Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebrota la inflación en la Comunidad Europea mientras se mantiene la incertidumbre sobre la cotización del dólar

Los precios al consumo subieron en la Comunidad Europea (CE) durante el octubre pasado un 0,5% de promedio, sólo una décima menos que en España, según se publicó oficialmente ayer. La confirmación de este rebrote de la inflación europea coincidió con un comportamiento errático del dolar, nuevamente depreciado en España, y de los principales mercados bursátiles.La subida media del 0,5% en los precios de la CE eleva la tasa de inflación interanual (aumento de los mismos durante los 12 últimos meses) hasta el 3,4%. La República Federal de Alemania sigue siendo el país con menor inflación, aunque hace 12 meses tenía una tasa negativa del 0,9% y ahora ésta se ha tornado positiva, con un incremento del 0,2% en octubre.

Por el contrario, los mayores niveles de precios se registran en Grecia, si bien su tasa ha caído en un año desde el 21,9% al 15,3%, para volver a repuntar en octubre, cuando los precios subieron un 3,1 % por la introducción del impuesto sobre el valor añadido (IVA).

En octubre, los precios sólo han bajado en Bélgica (un 0,1%), mientras que sus mayores rebrotes relativos se han registrado en los Países Bajos (alza del 0,5% en un solo mes, cuando durante los 12 últimos apenas acumulan el 0,3%), Italia (0,9% de incremento en octubre y 5,7% en los 12 últimos meses), y Reino Unido (0,5% en octubre y 4,5%).

El dólar, que en España se apreció ligeramente -hasta 112,34 pesetas-, mantuvo, por su comportamiento errático, la incertidumbre en los mercados cambiarios y bursátiles, aunque los norteamericanos permanecieron cerrados por la festividad del Día de Acción de Gracias.

Mientras que también subió un 0,23% en el mercado japonés, donde las bolsas registraron un alza por cuarto día consecutivo, la divisa norteamericana continuó su caída en la República Federal de Alemania, donde las bolsas prosiguieron su descenso a pesar de las noticias aparecidas sobre la disposición de las autoridades a reanimar la economía. Lo mismo sucedió en los mercados franceses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1987