Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuevas considera que el Gobierno debe rebajar sus objetivos económicos para 1988

El presidente de la CEOE, José María Cuevas, declaró ayer en Alicante que el Gobierno deberá rebajar sus objetivos económicos para 1988 y reconsiderar las previsiones en materia de crecimiento de la economía, consumo e inversión. Para Cuevas, la situación de la economía internacional cambiará en los próximos meses y se puede dar por terminada "la euforia" que se ha vivido hasta ahora.

El presidente de la patronal expresó ayer su preocupación por la nueva situación de la economía internacional que se avecina y de la que, en su opinión, la caída de las bolsas ha sido más bien una consecuencia y no una causa en sí. Cuevas se reunió ayer con más de 200 empresarios con ocasión del décimo aniversarío de la constitución de la patronal alicantina, que preside José Llorca.

Para el presidente de la CEOE, la desviación del IPC previsto por el Gobierno para este año "no será excesiva", aunque añadió que sí bien no afectará al poder adquisitivo de los salarios, le preocupa "el efecto psicológico en el orden de la credibilidad de las políticas económicas". Reconoció que las cifras están sacralizadas por todos, y vaticinó mayores dificultades en la negociación de los convenios si se acentúa esa falta de credibilidad. Para Cuevas el diferencial de inflación con los países de la CE se ha reducido hasta ahora aprovechando circunstancias externas a nuestro país y el "problema de fondo es tener una economía más competitiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de noviembre de 1987