Parlamentarios de América piden uniformar las leyes contra el narcotráfico

La Conferencia Hemisférica Interparlamentaria sobre abuso y tráfico ilícito de drogas, que concluyó el viernes en Caracas, propuso a las naciones americanas establecer legislaciones uniformes en materia de prevención y combate, con penas más severas a los narcotraficantes.Por primera vez en su historia, los parlamentos del continente americano se reunieron para examinar los distintos aspectos familiares, sociales, culturales, económicos y políticos de la producción, consumo y tráfico de narcóticos.

Celebrada bajo los auspicios de la ONU, la Unión Interparlamentaria Mundial, la Organización Mundial de la Salud, el Congreso venezolano y otras organizaciones, la reunión contó con la asistencia de 90 parlamentarios y observadores de 40 países, la ausencia inexplicada de Colombia y Cuba y la presencia de Francia, Holanda y Reino Unido, a causa de sus posesiones en el continente.

Los latinoamericanos insistieron en calificar el tráfico ilícito de drogas como un delito contra la humanidad, algo que nunca ha sido aceptado por la ONU ni las naciones industrializadas. En el acuerdo final del documento lograron definirlo como crimen internacional.

Otra diferencia radicó en que los representantes de los países industrializados pretendieron atribuir la responsabilidad a los productores, y los delegados de éstos sostuvieron el criterio de que la producción no existiría si no existiera mercado.

Ante el desacuerdo, ambas partes pusieron el énfasis en la necesidad de combatir al intermediario, que es el traficante. También los latinoamericanos insistieron en considerarlo como un problema fundamentalmente político, más que de salud, porque tiende a desestabilizar los regímenes democráticos, concepto que no fue totalmente entendido por los europeos.

Pese a las divergencias presentadas, los parlamentos del continente, incluyendo a Estados Unidos y Canadá, avanzaron en muchos aspectos al abordar en forma integral la amenaza del uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, tanto en los efectos como en sus causas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Conclusiones

Entre las conclusiones más importantes, destaca la proposición de promover e instrumentar medidas tendentes a lograr una mayor congruencia y uniformidad en materia de prevención y combate al uso indebido y tráfico ilícito de drogas y, sobre todo, de establecer penas más severas a fin de impedir legalmente que este tipo de delincuente obtenga su libertad provisional o condicional bajo fianza.Además, recomendaron "incautar, y en su oportunidad decomisar, no sólo los instrumentos y objetos de delito, sino también los productos bienes y todo tipo de recursos adquiridos, provenientes o derivados del tráfico ilícito de drogas". Esto significa que un tribunal puede decomisar el enriquecimiento ilícito de un narcotraficante enjuiciado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de noviembre de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50