Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kuwait cuestiona la sinceridad de la mediación soviética en la guerra del Golfo

El primer viceministro soviético de Asuntos Exteriores, Yuri Vorontsov, llegó ayer a Kuwait para una visita oficial de 24 horas, en medio de serias críticas de la Prensa del emirato (bajo control estatal) a la sinceridad de la voluntad de la Unión Soviética de acabar con la guerra que desde hace más de siete años libran Irak e Irán.Vorontsov -que se encontraba en Bagdad cuando, a la una de la madrugada (las once de la noche del jueves en España), cayó el misil iraní- entregará hoy un mensaje personal del líder soviético, Mijail Gorbachov, al jefe del Estado kuwaití, príncipe Jaber al Ahmad al Sabah. También será recibido por el viceprimer ministro y titular de Exteriores, jeque Sabah al Ahmad al Jaber, y por el ministro del Petróleo, Ali al Jalifa al Azbi.

Aunque Kuwait fue el primer país del Golfo en establecer relaciones diplomáticas con Moscú, los medios políticos kuwaitíes se muestran, sin embargo, recelosos ante la actitud de la Unión Soviética en el conflicto irano-iraquí, y en los últimos días han aparecido editoriales claramente críticos en los principales diarios del emirato.

Yuri Vorontsov, que esta tarde viajará a Teherán, declaró en Bagdad al diario Al Zaura, órgano del partido Baaz iraquí, que la guerra del Golfo será uno de los temas principales de la cumbre entre el presidente norteamericano, Ronald Reagan, y el líder soviético, Mijail Gorbachov.

Vorontsov, cuya misión consiste en presionar a ambos contendientes para que acepten el plan de paz de la ONU, es considerado el artífice de la mejora de las relaciones entre Moscú y Teherán y también un negociador válido para Bagdad. El enviado soviético ya visitó ambas capitales el pasado junio, y de nuevo en julio. En la última ocasión se entrevistó además con el rey Hussein de Jordania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 1987