Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno belga retiene en Amberes el buque 'Vulcanus', cargado de residuos químicos españoles

Las autoridades aduaneras de Bélgica impidieron este fin de semana que el barco Vulcanus II zarpase desde el puerto de Amberes para verter en el mar del Norte residuos tóxicos procedentes de empresas químicas y farmacéuticas españolas.Esta decisión fue adoptada tras una protesta del grupo ecologista Greenpeace, que anunció su intención de oponerse al vertido de 1.200 toneladas de residuos tóxicos embarcados en el puerto de Santander el pasado 8 de octubre.

El Vulcanus II, buque incinerador de la empresa Ocean Combustion Service (OCS), llegó al puerto de Amberes el sábado día 10 por la noche. Allí cargó más residuos tóxicos para ser quemados en el mar del Norte, a unas 70 millas de la costa holandesa. Según las autoridades belgas, la presencia del Vulcanus II en Amberes era ilegal.

La incineración marina es considerada como un producto de exportación, por lo que la empresa Ocean Combustion Service debe pedir y tener un permiso de exportación para incinerar dichos residuos tóxicos en el mar.

La dirección de la empresa Ocean Combustion Service desmintió ayer las informaciones sobre que el Vulcanus II hubiera importado ilegalmente productos tóxicos a Bélgica. La OCS explicó que no introdujo ilegalmente en Bélgica los desechos sino que el barco con los residuos se encuentra tan sólo en tránsito por este país.

Las autoridades belgas han anunciado su intención de abrir una investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de octubre de 1987