Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los institutos y centros de formación profesional de Móstoles, sin clases

Ninguno de los cinco institutos de Móstoles ni los dos centros de Formación profesional de la localidad comenzaron sus clases en [a fecha marcada por el Ministerio de Educación. Diferentes problemas tales como obras, falta de profesores y mobiliario o tardanza en la organización de los cursos han motivado este retraso, que afecta a casi 8.000 jóvenes.El descontento por la situación de las enseñanzas medias en Móstoles abarca por igual a profesores, padres y Ayuntamiento. El concejal de Educación, Andrés Martín, declara que se ha aislado al Ayuntamiento: "Llevo 15 días pidiendo los datos de los institutos y como respuesta me dicen que está todo bien". A principios de septiembre, ni los directores ni los inspectores de zona ni representantes de la dirección provincial acudieron a la reunión que convocó el alcalde.

Para la presidenta de la federación de asociaciones de padres, Ana María Rodríguez, "la situación es de pena. Nadie es capaz de solucionar los problemas". Uno de los directores de instituto señala que "desde hace años la improvisación es la norma habitual". Otro afirma que "la Administración no es sensible a nuestros problemas".

El claustro de profesores del instituto Móstoles V, cuyas obras de construcción todavía no han finalizado, ha remitido una carta al director provincial, José Ignacio Cartagena, en la que protesta por la estructuración educativa que se ha hecho en este centro, en el que se han previsto 19 aulas para primero de BUP. "No va a ser nunca un instituto, sino un EGB alto", afirman en la carta. El director de este centro no ha sido nombrado oficialmente.

Siguen las obras

En la mayoría de los centros faltan profesores por llegar y en otros prosiguen las obras de mantenimiento. En la mayoría se están organizando las clases. Ana María Rodríguez afirma que no va a ser el único problema de este curso. Mayor ratio -cerca de 39 alumnos por clase-, eliminación de espacios para convertirlos en clases y mayores desplazamientos, ya que "son minoría los alumnos que han sido admitidos en la zona escolar que les corresponde", son otros de los problemas que, a juicio de los padres, repercutirán en la calidad de la enseñanza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de octubre de 1987