Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una abuela da a luz a tres nietos procedentes de óvulos de su hija fecundados 'in vitro'

Pat Anthony, de 48 años, dio ayer a luz a sus tres nietos, mientras la madre biológica de los trillizos, Karen Ferreira-Jorge, contemplaba la cesárea que practicaban a su madre en la clínica Park Lane, de Johanesburgo. Ferreira-Jorge, de 25 años, es la madre biológica de los trillizos, a la que tres años atrás se le practicó una histerectomía que la inhabilita para llevar a buen término un embarazo. La joven, casada con un ingeniero portugués, George Raymond Ferreira-Jorge, ya cuenta con un hijo de cuatro años.

Aunque el papa Juan Pablo II se ha opuesto a las madres de alquiler, el sacerdote católico de la familia, Sean Laffan, se congratuló del nacimiento de los trillizos, y señaló que, como el Papa no ha dado instrucciones sobre el bautizo de los niños nacidos de útero no materno, él se sentirá "muy feliz de bautizarlos".Pat Anthony se ofreció a portar los óvulos fertilizados de su hija, que le fueron implantados y la convirtieron en la primera mujer del mundo que es a la vez madre y abuela de tres niños. Los bebés, dos varones y una hembra, pesaron 2,1, 2,3 y 1,3 kilos. La madreabuela y los pequeños se encuentran bien.

Según la ley surafricana, los trillizos son hijos de Pat Anthony, lo que les convierte en hermanos y hermana de su propia madre. El ministro de Justicia surafricano, Kobie Coetsee, declaró al conocer la noticia del parto que el matrimonio George Raymond y Karen Ferreira-Jorge tendrá que adoptar a sus hijos, lo que requiere un proceso legal largo.

La historia del embarazo fue comprada para su publicación por un diario británico, Mail on Sunday, por una suma no revelada, pero que en medios periodísticos se cifra en unos 60 millones de pesetas.

Periodistas y abogados del diario londinense ordenaron el abandono de la clínica de Park Lane a todos los informadores de otros medios nacionales y extranjeros que se habían desplazado allí para cubrir el alumbramiento, acaecido dos semanas antes de lo previsto.

Anestesia epidural

Un ginecólogo, que pidió no ser identificado, indicó que inyectaron anestesia en la epidural a Pat Anthony, de manera que pudo enterarse perfectamente del desarrollo del parto, sin tener dolor. Se espera que Pat Anthony pueda abandonar el hospital en una semana, añadió.

Los doctores señalaron que la madre-abuela está preparada psicológicamente para entregar los tres bebés a su madre biológica.

Pat Anthony es una mujer rubia, de talla pequeña, que, según ha contado en varias ocasiones, prestó el cuerpo a su hija para evitarle la frustración maternal.

Johan van Vuuren, alcalde de Tzaneen, ciudad al norte de Johanesburgo donde vive la familia de los trillizos, afirmó que hoy se beberá mucho champaña a la salud de los recién nacidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de octubre de 1987

Más información

  • La madre biológica no podía llevar a buen término un embarazo