Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aparece la agenda extraviada en el juicio por prostitución infantil y no aporta novedades

La agenda de clientes que había desaparecido, y que, según algunos defensores, incluía nombres de "personas importantes", apareció en la sesión de ayer del juicio que se celebra en Valencia por corrupción de menores la agenda está completa y no contiene nombres o direcciones nuevos diferentes a los ya investigados.

Algunos de los policías que desarticularon la red de prostitución infantil prestaron declaración ayer durante la séptima sesión del juicio. Funcionarios del Juzgado de Instrucción número 3 de Valencia, que instruyó el caso, entregaron la agenda al presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia, Francisco Monterde. La agenda ha sido buscada insistentemente por estos funcionarios, que finalmente la recuperaron de los archivos del edificio donde se ubican los juzgados de Valencia.La agenda pertenecía a una de las niñas que fue prostituida y en ella aparecen nombres y direcciones de casas de citas, clubes de alterne y clientes. Esta agenda no contiene nombres de "personas importantes", "altas autoridades" o "políticos de la Generalitat valenciana y la catalana", como habían insinuado insistentemente varios de los 27 abogados defensores. Esta agenda y otras incautadas a varios de los procesados fueron utilizadas por la policía para desarticular esta red hace más de dos años.

El fiscal solicita más de 300 años de prisión, en conjunto, para los 34 encausados. Las defensas piden la absolución de sus patrocinados. Entre los procesados se encuentra un abogado y un ex teniente de alcalde socialista de Burjassot (Valencia). Hoy, jueves, no habrá sesión, que se reanudará mañana, viernes. En los próximos días prestarán declaración testigos de las defensas y después se practicará la prueba pericial.

Niñas del colegio

Tres policías que participaron en la desarticulación de la red de corrupción de menores prestaron ayer declaración. Explicaron que Matilde Lara, una de las regentes de casas de citas, les ofreció, al confundirlos con clientes, los servicios de varias niñas. Según uno de ellos, Lara les indicó que volvieran al día siguiente y que ella iría a un colegio cercano a captar niñas, entre ellas una de nueve años. Finalmente, no pudo captarlas "porque esa día habían ido los padres de las niñas a recogerlas, según nos dijo Matilde", explicó el policía. Los agentes procedieron a detener a Matilde Lara y rescataron a una menor que sí se encontraba en la casa.Las defensas interrogaron también a algunos de los testigos que han propuesto. Estos declarantes coincidieron en afirmar que no se ejercía prostitución alguna en las casas de citas cuyos regentes están procesados.

Uno de los defensores, Roque Gámbaro, explicó que no efectuará más preguntas a los testigos en señal de protesta por las continuas interrupciones que realiza el presidente del tribunal cuando el letrado interroga.

Gámbaro defiende a uno de los clientes procesados y ha venido manteniendo que la policía desarticuló esta red y no otras muchas que incluso se anuncian diariamente en la prensa. El presidente del tribunal explicó que no todos los actos reelacionados con la prostitución son delito en este país, sino sólo aquéllos así tipificados en el Código Penal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 1987