Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expediente al secretario del SUP de Sevilla por criticar la organización de las patrullas urbanas

La Dirección General de la Policía ha incoado un expediente disciplinario al secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Sevilla, José Tejero Díaz, por unas manifestaciones en las que resonsabilizó al gobernador y al jefe superior de policía de Sevilla de una mala organización en los servicios de seguridad ciudadana, lo que repercutiría en impunidad para los delincuentes. La medida disciplinaria argumenta en que el policía sindicalista "culpa" al gobernador y al jefe de la policía, mientras que José Tejero señala que únicamente los responsabilizó en cuanto a que ellos organizan la estrategia antidelictiva.José Tejero será llamado a declarar por el juez instructor nombrado para el caso antes de que se adopte una sanción o se le exculpe. En ese periodo, el policía podría ser suspendido de empleo y sueldo por un tiempo máximo de seis meses. Esta medida suele ser habitual en los expedientes, según el sindicato. De hecho, en esa situación están todavía los policías sevillanos José Guerrero Aragón y Rodrigo García Morales, a quienes se acusaba de imprudencia y que fueron absueltos en un juicio de faltas. Sin embargo, ambos policías llevan 4 meses sin cobrar.

El SUP ha denunciado reiteradamente que en Sevilla faltan unos 600 agentes, dado el alto índice de delitos relacionados con la inseguridad ciudadana. En conversaciones con el gobernador de Sevilla, Alfonso Garrido, y con el jefe superior de policía,

José Manuel Blanco Benítez, este sindicato ha denunciado la "mala organización de la seguridad ciudadana", que está creando "gran malestar entre los funcionarios".

Muchos destinos

El SUP afirma que "gran número de funcionarios" no realizan servicios nocturnos, otros son ccondenados a realizar de por vida los más penosos y que "en Sevilla sisgue habiendo más destinos que en el Franquismo". Según este sindicato hay unos 300 agentes que realizan funciones de carpinteros, barrenderos, pintores, albañiles, fontaneros, electricistas o jardineros. "Reclamamos que los policías se dediquen a su profesión", señaló ayer Tejero.Sevilla suele observar un elevado índice de delitos contra la seguridad ciudadana, como robos en viviendas, en automóviles y robos con intimidación. En verano se incrementan como consecuencia de la lelgada de turistas. Desde hace tres años una compañía de reserva refuerza en verano a la plantilla de Sevilla para este tipo de delitos.

Precisamente, ayer de madrugada un presunto delincuente resultó herido de gravedad en Sevilla al recibir un disparo del policía que intentaba detenerle. Según informó la Jefatura Superior de Policía, un agente sorprendió a un individuo portando una caja de madera y una barra de hierro a la puerta de un establecimiento en el que había sonado la alarma. Al indentificarse el policía, el individuo se fugó, pero al instante le hizo frente y le agredió con la barra en la cabeza.

Siempre según la versión policial, el agente disparó "en dirección al brazo derecho del agresor", que siguió huyendo hasta perderse. Poco después se tuvo conocimiento de su ingreso en un centro hospitalario. El presunto delincuente, A. J. B. G., presentaba herida de bala con entrada por el pecho y salida por el costado. El policía resultó con "herida con contusión en región frontal", de pronóstico leve.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de septiembre de 1987