Expedientes a los mandos que no impidieron el zarandeo a Guerra

Jefes y oficiales de la Comandancia de la Guardia Civil de La Coruña han sido expedientados a consecuencia de los incidentes registrados el pasado lunes en el aeropuerto coruñés de Alvedro, cuando centenares de trabajadores de la empresa Sidegasa zarandearon el coche del vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, y retrasaron durante media hora la salida del avión que le conducía, junto a su familia, a Madrid. Según una información difundida ayer por Radio Cadena Galicia, los expedientes han sido abiertos por presunta negligencia, al no haber informado de la concentración de los trabajadores cuando en algún medio de comunicación ya se había difundido la noticia. Uno de los afectados podría ser el oficial al mando de las fuerzas de la Guardia Civil desplegadas en el aeropuerto por no haber obedecido la orden de cargar contra los manifestantes, emitida por el propio gobernador civil, Andrés Moreno, allí presente.

La Dirección General de la Guardia Civil ha confirmado a esta fuente la existencia de los expedientes pero sin precisar su número ni a quiénes afectaban, ni tampoco si habían concluido en sanciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de agosto de 1987.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50